La Cruz Azul, conflicto que no termina

Agujeros Negros

La fallida detención de Joel Vázquez Dolores ex director de Suministros de la Sociedad Cooperativa La Cruz Azul y ex integrante del Consejo de Administración de esta empresa social por agentes de investigación de la fiscalía capitalina por una orden de aprehensión por el delito de fraude genérico reavivó el conflicto por el control de la cementera, desde que Guillermo Álvarez Cuevas ante las denuncias en su contra es prófugo de la justicia.

Desde entonces José Antonio Marín Gutiérrez y Víctor Manuel Velázquez Rangel tomaron los consejos de Vigilancia y Administración, apoyados en resoluciones judiciales, sin embargo no han podido asumir el control total de la empresa por la resistencia de quienes se dicen verdaderos socios cooperativistas que mantienen en su poder la emblemática planta de Jasso hoy Ciudad Cruz Azul, en Tula, Hidalgo.

Esta expresión que dice representar los intereses de la mayoría de los socios acusan a Velázquez Rangel y Marín Gutiérrez de prácticas gansteriles y sostienen que son espurios porque la verdadera asamblea no les ha dado su apoyo, mientras estos aseguran que son directivos legales y legítimos incluso hace meses acudieron al Congreso local para pedir que el gobierno estatal, intermedie en el conflicto para que les entreguen la planta Tula de Allende.

Sostienen que no defienden los intereses de Guillermo Álvarez, sobre quien pesa orden de aprehensión, solo los de los cooperativistas y acusan que existen poderosos intereses ajenos a la Sociedad Cooperativa La Cruz Azul que se quieren apoderar de esta emblemática empresa y utilizan a José Antonio Marín y a Víctor Manuel Velázquez para conseguirlo, así que no cederán en la lucha de su patrimonio.

Así que cuando parecía que el fin de la disputa llegaba con la salida de Guillermo Álvarez, no fue así y esta continúa en diferentes frentes y parece que no terminará pronto ni en las mejores condiciones.