Opinión

La esencia de los concejeros

Rebeliones

Los concejos municipales interinos resultaron ser una figura política “quisquillosa” dentro del orden municipal, dos funciones claras se vierten para estos servidores públicos, la primera radica en materia de administración y la segunda en gobernabilidad.

Su participación no tenía historia reciente, sin embargo la pandemia y el proceso electoral para la renovación de ayuntamientos hizo uso de esta carta como si fuera una partida de poker, en principio, una parte de la sociedad se preguntaba ¿Cuáles serían los requisitos para ser concejero?, ¿Cuál es el perfil que debería tener este individuo?

Los comentarios y el debate se generó en las redes sociales, las posturas y las ideas comenzaron a manifestarse desde diferentes trincheras, los actores políticos y una camada de “grillos” discutían, otros infames hasta presumían listas y borradores en sus publicaciones de Facebook, haciendo parecer que en ellos dependía el filtro y la designación, todo fue un circo pues las manos que eligieron a los famosos CONCEJEROS dependió de las cúpulas en el poder coordinadas desde el escritorio del “primer hidalguense”.

En un pragmatismo político, simplemente se heredaron los cargos, con dos objetivos en concreto, el primero respetar cuotas de poder político y la otra preservar la gobernabilidad, por ello es que los “requisitos” y los “perfiles” fueron un tema secundario, ejemplo claro se vivió en Actopan, donde más de tres grupos de personas presentaron una “propuesta” de concejeros en el Congreso local, para sorpresa de muchos, ninguna lista fue considerada, lo que corrobora lo antes mencionado.

Ahora pues, observemos el desempeño de estos funcionarios, a un mes y cinco días de que concluyan su responsabilidad al frente de los 84 ayuntamientos, podemos hacer un ejercicio de contraste, si el gobierno saliente era colorado, pasaron la estafeta a un perfil del propio “Establo”, si era de otro color la dinámica era la misma, sin embargo una consideración relevante: ¿qué es lo que nos debe de interesar como sociedad? Paralelamente al ejercicio de administración municipal y gobernabilidad, es precisamente el resultado de la entrega-recepción, conocer el estado que guardan en lo general y particular los ayuntamientos.  

Para ejemplificar esto, podemos poner en escrutinio el papel desempeñado hasta este momento de Quique Simón, concejero presidente de Ixmiquilpan, perteneciente al Valle del Mezquital, donde la demografía, la aculturación del fenómeno migratorio y su composición étnica, lo convierten en un municipio sumamente complejo.

Aunado a la visible herencia política de este lugar, parece ser que el exdirector de la Comisión para el Desarrollo Sostenible de los Pueblos Indígenas ha sabido capotear con un par de “chicuelinas”, para después realizar un “desplante” al puro estilo del Pana, “El Brujo de Apizaco”.

Es cierto que los concejos se heredaron, pero no todos saldrán a flote ni estuvieron a la altura de las necesidades de su demarcación, y eso se refleja en la administración y gobernabilidad de un foco rojo como Ixmiquilpan, donde por cierto ya nombraron a un nuevo secretario de seguridad pública, reactivaron los servicios municipales, dan mantenimiento al primer cuadro, promueven la cultura, practican el “tequio” al puro estilo del doctor Ernesto Guevara.

Por si fuera poco, ya presentaron las “observaciones y hallazgos que integra el acta entrega recepción” a la Auditoría Superior del Estado de Hidalgo, tal como lo marcan los tiempos y plazos del marco legal, situación que generó inconformidad en algunos habitantes la mañana de ayer (lunes), quienes se manifestaron en las inmediaciones del edificio de la presidencia municipal, según publicaciones en la plataforma de Facebook, hasta el cierre de esta columna y que hoy (martes) se podrían corroborar los detalles.

¡Por ello mi querido lector, seguimos pugnando por la profesionalización entre los integrantes de los ayuntamientos, sin olvidar la voluntad política de querer hacer las cosas, más allá de los intereses mezquinos!

Hugo Martínez

Licenciado en Psicología por la UAEH, cuenta con formación en la FCPyS, así como del ISS de la UNAM, de igual forma por UAM.

Publicaciones relacionadas

Mira también
Cerrar