Opinión

La izquierda de luto

Agujeros Negros

La izquierda de Hidalgo, con la muerte del ex senador Isidro Pedraza Chávez, perdió a un personaje emblemático y controvertido, ubicado como luchador social a lo largo de cuatro décadas de militancia en organizaciones y partidos políticos de la misma tendencia ideológica, hoy víctima de la pandemia que cobró varias vidas durante el proceso electoral para la renovación de los 84 ayuntamientos.

Originario de San Luis Potosí, llegó a Hidalgo a estudiar en la escuela normal rural Luis Villarreal (El Mexe); ahí, junto con Francisco Vicente Ortega Sánchez, se afiliaron al movimiento Nuevo Sindicalismo que encabezó el guanajuatense Miguel Alonso Raya, poco tiempo después ingresaron al Partido Socialista de los Trabajadores (PST) de Rafael Aguilar Talamantes.

Su activismo los llevó a militar en la Unión Nacional de Trabajadores Agrícolas (UNTA) y transformado el PST en Frente Cardenista de Reconstrucción Nacional (FCRN) decidieron emigrar y encontraron espacios en el Partido Mexicano Socialista (PMS) que había sido el Partido Socialista Unificado de México (PSUM) y antes Partido Comunista de México (PCM) y desde esa trinchera participaron activamente en la fundación en 1989 del Partido de la Revolución Democrática (PRD) que para su creación tomó el registro del Mexicano Socialista.

Las carreras de ambos por mucho tiempo estuvieron unidas: Francisco Ortega, fue diputado local por el PMS y primer presidente del Comité Ejecutivo Estatal del PRD, ya en el Sol Azteca Isidro Pedraza fue controvertidamente diputado local, porque otra expresión reclamaba la curul, finalmente cumplió su periodo constitucional, más adelante cada quien tomaría su camino pero se volvieron a cruzar en la Unidad de la Fuerza Indígena y Campesina (UFIC).

Organización fundada por Isidro Pedraza después de su rompimiento con Álvaro López Ríos, dirigente nacional de la UNTA, que le dio la dirigencia en Hidalgo a su hermana Martha; más adelante alcanzaría la diputación federal y en el 2012 la senaduría de primera minoría, superando al Partido Acción Nacional (PAN) y a su candidata Xóchitl Gálvez Ruiz que había sido candidata a gobernadora un año antes.

Como miembro de Nueva Izquierda jugó un destacado papel en la Cámara Alta mientras hizo crecer en varios estados a la UFIC lo que le generó repetidas invitaciones a sumarse a Movimiento de Regeneración Nacional (Morena) pero se mantuvo leal y congruente con el Sol Azteca, incluso lo llegaron a mencionar en el gabinete de Miguel Barbosa en Puebla; pero su actividad política y legislativa nunca lo alejaron de las bases ni de las gestiones para quienes menos tienen.

Consideraba que Morena se ve el más puro oportunismo, no hay lealtades solo intereses, porque ahora quieren los cargos de elección popular aquellos que traicionaron a otros partidos o se refugiaron en organizaciones diversas cuando había persecución y riesgos por ser de un partido de izquierda, ahora las pelean porque creen que solo con ser postulados van a ganar y no importan principios ni ideología.

Publicaciones relacionadas

Mira también
Cerrar