La mujer y la niña en la ciencia

Apuntes

 “Nada en la vida es para ser temido, es solo para ser comprendido. Ahora es el momento de entender más, de modo que podamos temer menos”.

Marie Curie

La igualdad entre hombres y mujeres es una prioridad global de la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO), y el apoyo a las jóvenes, su educación y su plena capacidad para hacer oír sus ideas son los motores del desarrollo y la paz.

El pasado 11 de febrero celebramos el Día Internacional de la Mujer y la Niña en la Ciencia, fecha aprobada por la Asamblea General de las Naciones Unidas con el fin de lograr el acceso y la participación plena y equitativa en la ciencia para las mujeres y las niñas, y además para lograr la igualdad de género y el empoderamiento de las mujeres y las niñas.

De acuerdo con la UNESCO, este día es un recordatorio de que las mujeres y las niñas desempeñan un papel fundamental en las comunidades de ciencia y tecnología y que su participación debe fortalecerse, La celebración de este día está dirigida por dicha organización y ONU-Mujeres, en colaboración con instituciones y socios de la sociedad civil que promueven el acceso y la participación plena de mujeres y niñas en la ciencia, el tema central es «Las mujeres científicas, líderes en la lucha contra COVID-19« que reunirá de manera virtual a expertas que trabajan en campos relacionados con la pandemia de diferentes partes del mundo.

Sugerimos: EL GRAN DIVERTIMENTO 

A propósito de esta fecha, es importante mencionar a algunas científicas destacadas como Hipatia, Ada Lovelace, Rosalind Franklin, Katherine Johnson, Dorothy Vaughan, Mary Jackson y Margarita Salas entre otras, que marcaron historia; mención especial merece la científica polaca naturalizada francesa Marie Curie quien fue la primera mujer en ganar un Premio Nobel y a la fecha es la única que lo ha conseguido dos veces: la primera en 1903 por sus contribuciones a la física, después en 1911, volvió a recibir dicho premio por sus aportaciones a la química.

Sin embargo, esta conmemoración también nos permite reconocer que pese a los esfuerzos y motivaciones para que así sea, las mujeres no gozan de las mismas oportunidades que los hombres para desarrollar una profesión científica y para progresar en ella.

Recomendamos: Caravana por la estabilidad laboral y salarial

De acuerdo con datos de la UNESCO, las mujeres y las niñas constituyen la mitad de la población mundial y por consiguiente la mitad de su potencial, esta organización señala también que en la actualidad, menos del 30 por ciento de los investigadores en todo el mundo son mujeres; igualmente, un estudio realizado en 2015 por el Instituto Geena Davis titulado “Gender Bias Without Borders” (Prejuicios de género sin fronteras) muestra que la representación en las grandes pantallas de mujeres que trabajan en el campo de las ciencias se limita solo a un 12 por ciento; motivo de orgullo merece, por ejemplo, que en 2020 el Premio Nobel de Química fue el primero en ser compartido entre mujeres (Jennifer Doudna/Emmanuelle Charpentier) y que en este mismo año, otra científica fuera galardonada en física (Andrea Ghez).

Este Día Internacional de la Mujer y la Niña en la Ciencia nos sensibiliza y nos invita a reconocer el progreso de este género en la ciencia, no hay duda de que las mujeres, por nuestras capacidades, estamos perfectamente dotadas para las ciencias y que si bien el terreno se ha avanzado, quedan muchos desafíos por superar en el mundo para que el papel de la mujer científica se posicione.