La Técnica Pomodoro

Apuntes

Estar en todas partes es estar en ninguna parte.

Séneca

En términos simples la Técnica Pomodoro consiste en mejorar la administración del tiempo dedicada a una actividad, fue creada por el ingeniero informático Francesco Cirillo a finales de la década de 1980.

Contado por Cirrillo en diferentes publicaciones, refiere que siendo estudiante universitario, notó que se estaba distrayendo y no estaba utilizando su tiempo de estudio de manera eficiente, entonces tomó un temporizador de cocina en forma de tomate (de ahí el nombre, pomodoro significa tomate en italiano) y comenzó a ajustar intervalos de tiempo para concentrarse y descansar.

De este modo, comenzó por pactar 10 minutos para el trabajo fuerte y posterior a esto 10 minutos para el descanso total, fue depurando los tiempos y con más pruebas y ajustes se alcanzaron los 25 minutos para la actividad por 5 de descanso, de modo tal que durante los 25 minutos solo se debe pensar en una misma tarea y concentrarse en alcanzar el objetivo, posterior a ello vendrán los 5 minutos de distracción o descanso. Cuando se hayan completado 4 pomodoros, se podrá tomar un descanso más largo de 15 o 20 minutos; una vez terminada la tarea se puede pasar a la siguiente, lo importante es no mezclarlas.

Los defensores de la esta técnica, enumeran largas listas de beneficios que proporciona como son: incremento de productividad, control del tiempo, disminución de distractores, reducción de fatiga mental, incremento de motivación, mejora de la planificación, es una herramienta de organización y gestión de tiempo que hace más llevadera la tarea que tenemos entre manos.

Aunque la técnica puede lograr el incremento de la productividad laboral, también puede ser un buen método de estudio ya que se basa en la idea de que las pausas regulares fomentan la agilidad mental además de prevenir las acciones multitarea que no permiten la concentración total.

Para incluir la Técnica Pomodoro en el estudio es necesario contar con una lista de tareas y lograr una desconexión de los distractores como el celular, dispositivos electrónicos, entre otros, para poder dedicar los 25 minutos de lleno a una actividad, la técnica es recomendada para materias densas o teóricas que requieren de mucho tiempo de estudio, por el contrario no se recomienda para materias o actividades donde la creatividad sea la materia prima.

Los detractores de la técnica refieren que siendo estudiante si puedes destinar 25 minutos continuos para una actividad pero en el trabajo no siempre puede ser así; igualmente se señala que hay tareas que no se pueden atender en 25 minutos;  que después de un descanso no es fácil reincorporarse y que depende de la hora del día se puede lograr o no el espacio de 25 minutos para una tarea; no es una técnica para el trabajo en equipo, es individual, es infelxible ya que se pueden adaptar los tiempos pero muy poco, se debe respetar la estructura original.

Es importante señalar que la Técnica Pomodoro se ha extendido en su uso a través de internet, aunque nació con un reloj de cocina, ahora existen Aplicaciones Web para esta técnica como: Tomatoes, Tomatoro o Tomato Timer; en lo relacionado a las Apps, se puede señalar a BeFocused, Tomates, Forest, Brain Focus, Focus Timer Reborn, entre las más populares; también hay extensiones de Google Chrome como Forest, Marinara y Focus Me.

Lo recomendable es conocer la Técnica Pomodoro y si cubre tu expectativa adóptala, si no, siempre habrá otras opciones que se adapten mejor a tus necesidades de estudio.

Hasta aquí el Apunte de la semana, gracias apreciados lectores de La Jornada Hidalgo.

Un comentario