Opinión

La última y nos vamos

Restan menos de 15 días para culminar el periodo de los llamados “Concejales” al frente de los 84 ayuntamientos del Estado da Hidalgo, la última quincena para estos “Delfines” llego a su fin e inicia la crítica sobre su desempeño al frente de los gobiernos municipales.

Para muchos de ellos su incursión en la administración pública se trató en esencia básica lo que dice la canción ¡una noche de debut y despedida!, ya que la participación de estos “entes” se define como ocurrente, pobre y gris en favor de sus gobernados, demostrando que las cuotas de poder, tienen un objetivo absoluto, solo sirven a los intereses mezquinos de grupos y tribus de los institutos políticos.

Pues estos perfiles (en su mayoría aclaro) evidenciaron que desconocen de que se trató este “gobierno interino”, y lo peor de todo es que los ciudadanos tampoco entendimos la función a ciencia cierta de estos personajes.

En consecuencia de que seguimos manteniendo una apatía al tópico “política”, esa animadversión el concepto denotativo y connotativo sigue jugando un rol preponderante para que las cosas no cambien, y no cambian porque no nos involucramos, no leemos, no participamos activamente, y cuando esto sucede y el ciudadano decide salir de esa “zona de confort”, es inmediatamente atacado por su conciudadanos en un acto meramente inconsciente que detecta inestabilidad en la “matrix”.

Aunado a esto el mismo sistema político mexicano hace su participación orquestando una serie de bloqueos para que el hombre de las caverna siga permaneciendo en la “oscuridad”, somos como dijo el gran escritor portugués y premio nobel de literatura en 1998, José Saramago en aquella frase que dice maso menos así: “creo que no nos quedamos ciegos, creo que estamos ciegos, ciegos que ven, ciegos que viendo no ven”.

Por ello es menester reflexionar la actuación de los “Concejos Interinos”, ya que algunos de ellos los seguiremos viendo muy activos en el siguiente proceso electoral en la renovación del congreso local y el congreso federal, ya suenan nombres en los frentes políticos.

Por ejemplo en el municipio ixmiquilpan quien podría levantar la mano por su diplomacia política es el Mtro. Quique Simón, allá por Tlahuelilpan el Dr. en Derecho Eduardo Olguín hizo de la “Rendición de Cuentas” su bandera política para ser ungido por los chalecos guindas,  cerca de esa región, en el municipio de Francisco I. Madero otro joven está haciéndose destacar  desde su papel como Concejero Presidente, Juan José Pérez, quien se ha tomado enserio el ideario  de Austeridad Republicana.

La suerte está echada, veamos que pasa las próximas semanas por lo pronto ¡tomate esta botella conmigo y en el último trago nos vamos…! Tan tan.  

Hugo Martínez

Licenciado en Psicología por la UAEH, cuenta con formación en la FCPyS, así como del ISS de la UNAM, de igual forma por UAM.

Publicaciones relacionadas

Mira también
Cerrar