Lanza SOS Conagua: al menos ocho presas están por secarse

Al menos ocho presas pequeñas en Hidalgo ya están vacías o en niveles mínimos

De las 37 presas locales con al menos 15 metros de profundidad que también monitorea la Comisión Nacional del Agua (Conagua) representación Hidalgo, al menos ocho se encuentran prácticamente en niveles mínimos en este segundo año consecutivo de sequía. 

Se trata de Milpa Grande, ubicada en el municipio Alfajayucan; El Girón en Epazoyucan; San Buenaventura en Pachuca; El Durazno en San Agustín Tlaxiaca; la Francisco I. Madero en Huichapan; Trejo en Nopala; San Antonio en Tecozautla; y Los Angeles en Atotonilco El Grande, las cuales abastecen también unidades de riego.  

Con un territorio hidalguenses que reporta ya a 21 municipios con sequía moderada y 43 con sequía severa, se detalló que para mayo las lluvias serán de un 20 por ciento menos de lo estimado con respecto a años anteriores, por lo que se avecina otro mes de sequía severa.

Sin embargo, en junio se preve que estarán llegando con cierta normalidad las precipitaciones pluviales.

Distritos de riego comienzan a racionar agua 

En cuanto a las siete presas que opera directamente la Conagua, Armando Hernández Mendoza, director local, informó que Endhó se encuentra con un nivel del 43 por ciento y Rojo Gómez en un 50 por ciento de su capacidad; mientras que Taxhimay registra un 25 por ciento y Requena están al 30 por ciento; las cuatro surten los distritos de riego más grandes de la entidad que son el 003 y parte del 100 (Alfajayucán). 

Productores de la región informaron que Conagua ya les advirtió que a partir del 1 de mayo se comenzara con el tandeo y la siembra será bajo su propio riego, pues tendrían que esperar a junio para contar con condiciones, pero dependerá de la condición climática.   

El Distrito 100 enfrenta una situación compleja, luego de que la presa Vicente Aguirre que permite irrigar esa zona se encuentra ya al 18 por ciento, según Conagua local.  

Hasta este momento las únicas presas que están entre el 80 y 100 por ciento son la presa de Zimapán, que es generadora de energía para CFE y la Esperanza ubicada en Tulancingo. 

“En 2020 en las presas para riego hubo un déficit de 45 por ciento y actualmente es del 57 por ciento”, señaló Armando Hernández en conferencia virtual, quien confirmó que hasta abril se podrá contar con el vital liquido, pero posteriormente se dependerá de la llegada de las precipitaciones pluviales. 

Y se advirtió que se vigilará en los distritos de riego las compuertas para evitar que se rompa con el cerco ya instrumentado.