Las mamás como aliadas de la educación escolar

Apuntes

Solo hay un niño bello en el mundo, toda madre lo sabe

Proverbio chino

El Día de la Madre se celebra en diferentes fechas en muchos países del mundo, el origen de la festividad proviene de la antigua Grecia y en México se volvió tradición festejar a mamá el 10 de mayo a partir del año 1922.

En nuestro país la figura materna es sin duda una expresión de amor y protección, y la devoción de la festividad es tan grande que muchas oficinas otorgan el día a sus mamás, a los hijos para que las festejen, el festival escolar es de los más vistosos y la convivencia en torno a la madre se convierte en un acontecimiento familiar.

Con la pandemia que vivimos, este será el segundo año donde  la forma de festejar a mamá dista abismalmente de lo tradicional, el regalo más preciado en estos momentos es darle seguridad y salud a mamá con la sana distancia y todas las medidas de seguridad contra la COVID-19.

Siempre el 10 de mayo será una fecha para reafirmar que las mamás son multifacéticas, incansables, luchadoras y que entre los diferentes roles que asumen está uno sumamente importante como lo es el apoyo a la educación escolar de sus hijos.

Sin dejar de lado la contribución del padre que será materia de otro Apunte, el involucramiento de mamá en las tareas escolares es histórico y provocado en mucho porque casi siempre se dedicaba solo a las tareas del hogar, el paso del tiempo cambió la estructura social prexistente y en la actualidad  muchas mujeres además de ocuparse de actividades propias de casa también tienen un empleo que les demanda tiempo y esfuerzo.

Con todo y que el tiempo en casa se reduce para la convivencia con los hijos cuando la necesidad de trabajar es de ambos padres o bien de quien esté a cargo de ellos, siempre se resaltará la tarea de mamá en el apoyo de las tareas escolares que en gran medida mejora el desempeño escolar.

En los diferentes niveles educativos pero enfáticamente en la educación básica y media la participación de los padres es fundamental y cada vez los maestros y las autoridades escolares demandan más el involucramiento de los papás con los hijos en este renglón.

No importando la edad del estudiante, es común escuchar a mamá preguntando por la tarea, los trabajos y todo con lo que hay que cumplir en la escuela, ahora con el confinamiento, las mamás también se han convertido en una pieza clave para los estudiantes y el brazo derecho para los maestros, con un papel de orientadoras y vigilantes del proceso enseñanza-aprendizaje de sus hijos, porque pese a todas las dificultades sociales, económicas, tecnológicas e incluso emocionales la educación deben continuar y el apoyo de mamá en casa ha sido fundamental, desde aquí el sentido reconocimiento para cada una de ellas.