Legislatura de la alternancia: del choque de fuerzas a la despenalización del aborto

Con un total de 16 mujeres y 14 hombres, fue la primera legislatura en tener mayor representación femenina

El próximo 4 de septiembre concluye el cargo de los 30 diputados que conformaron la 64 Legislatura del Congreso del Estado la cual comenzó con la negativa a entregar la presidencia al partido mayoritario durante los tres años, hasta aprobar la Interrupción Legal del Embarazo (ILE) con apenas una mayoría de votos.

La modificación de las reglas en el gobierno interno del Congreso fue el primer precedente que marcó este periodo, esto al permitir una rotación en la presidencia entre los tres partidos con mayores representantes, distorsionando la voluntad popular por aquellos personajes que salieron de cifras de proporcionalidad y no por voto, destacó del politólogo e investigador de la Universidad Autónoma del Estado de Hidalgo (UAEH), Jorge Peña Zepeda.

Según el análisis de Peña Zepeda, pese a que en estos tres años Morena fue mayoría, el Revolucionario Institucional se negó a soltar el poder y generó un efecto de alternancia sin el consentimiento de las partes.

El investigador agregó que esto fue resultado de intereses políticos colocados por encima de la voluntad ciudadana que dificultó el cambio de reglas en el juego democrático, como fue la modificación de las partidas presupuestarias.

“Cuesta dejar ciertas cosas y que se reconozcan otras y que se impongan nuevas prácticas o costumbres para poder producir transformaciones en el estado, fue un choque de fuerzas dispares porque no fue paulatina, esto genera una resistencia de lo que venían actuando e imponer una agenda propia es extremadamente difícil” expuso el politólogo.

Señaló que durante los tres años del periodo legislativo se aprobaron reorientaciones presupuestarias o temas en favor de los derechos de las mujeres y otros sectores vulnerables, la legislatura de la alternancia pasará a la historia por aprobar las reformas al Código Penal y la Ley de Salud del Estado que permiten la Interrupción Legal del Embarazo.

El politólogo consideró que particularmente estas reformas no se hubieran dado con un Congreso de mayoría priista o panista y la muestra está “en que fue aprobada en un segundo intento y con muchas dificultades” expresó el investigador.

Aunque hubo otras de importante relevancia como la Ley Olimpia, el matrimonio igualitario o el cambio de género en las actas de nacimiento, fue particularmente la del aborto la de mayor relevancia social, aunque Peña Zepeda lamentó que este trabajo fuera el resultado de una tendencia nacional y no una iniciativa propia del estado.

Complicado lograr acuerdos

Los integrantes de la legislatura reconocieron la dificultad que tuvieron durante el periodo que está a punto de concluir para lograr acuerdos en las diferentes iniciativas presentadas debido a que, según Morena, hubo intromisión por parte del titular del Poder Ejecutivo; y por parte del Partido Revolucionario Institucional (PRI) a una cerrazón de los legisladores de mayoría y adoptar posturas retrógradas.

“Fue difícil generar diálogo y consenso con Morena el primer año… por malinterpretar lo que es la democracia”, consideró la diputada del PRI María Luisa Pérez Perusquía reconociendo que la 64 Legislatura quedó a deber.

“(Queda a deber) en términos de demostrar que no solamente se trata de discurso, si no que efectivamente debemos buscar un bien común”.

Ante esta situación el diputado morenista Ricardo Batista González consideró que hubo una intromisión del Poder Ejecutivo provocando una división de Morena a media legislatura, pero que finalmente durante los últimos meses se trabajó en recuperar el grupo y trabajar en unidad, aseguró.

Para la legisladora independiente Areli Rubí Miranda Ayala el trabajo con la bancada del Movimiento de Regeneración Nacional fue complejo pues acusó de imponer su voluntad y minimizar el de las fracciones de minoría.

“Siempre decían nosotros somos mayoría y como mayoría podemos hacer esto…  porque los problemas estuvieron enfocados en resolver problemas de la propia legislatura” apuntó.

La primera legislatura con mayoría femenina 

Con un total de 16 mujeres y 14 hombres, ésta fue la primera legislatura en tener mayor representación femenina, logro alcanzado gracias a las reformas electorales, comentó el politólogo Jorge Peña Zepeda.

Pero independiente del trabajo de las diputadas, destacaron los temas abordados para este sector de la población, específicamente en materia de violencia política, así lo resaltaron las diputadas Arely Rubí Miranda y María Luisa Pérez Perusquía.

Puntualizaron reformas legales para garantizar la paridad de género en gabinetes municipales, el cumplimiento de la 3 de 3 contra la violencia de género, la creación de un padrón de deudores alimentarios, la penalización de la violencia digital, garantizar traslados seguros de las mujeres en el transporte público, entre otras reformas.

“Es la primera vez que hubo más mujeres… y aunque hubo disidencias, de las grandes coincidencias fue atender el tema de las mujeres” resaltó Miranda.

Mientras que Perusquía destacó que la agenda de género se atendió de manera importante.

Trabajo en la 64 Legislatura

De acuerdo con el desglose del trabajo legislativo durante estos tres años:

Se recibieron 2 mil 163 asuntos, de las cuales 940 corresponden a iniciativas.

La Comisión de Legislación y Puntos Constitucionales atendió el mayor número, con 830 asuntos de los cuales se resolvieron en el primer año 22 acuerdos internos, dos económicos, 43 dictámenes y se retiraron tres iniciativas dando un total de 70.

En el segundo año seis acuerdos internos, dos económicos, 72 dictámenes y dos iniciativas retiradas con un total de 82.

Para el tercer año se presentaron 103 acuerdos internos, 10 acuerdos económicos 282 dictámenes y 11 iniciativas retiradas dando un total de 406.

Mostrar más

Socorro Ávila

Reportera por amor, disfruto de aprender cosas nuevas diariamente, amante de los animales, la naturaleza, la escritura y la lectura.