Lejano amanecer

darDOS con garlito...

Garlito

La novela histórica es un ejercicio literario, donde se combinan sucesos verdaderos con otros ficticios, se sitúa en un momento histórico preciso y los acontecimientos de la novela se relacionan con los sucesos reales de la historia; dos narrativas contadas a la vez, una con datos, nombres y lugares exactos y la otra donde la imaginación y los hechos son producto del autor, la revolución y el gobierno de Benito Juárez, son los temas más recurrentes en este subgénero literario en nuestro país.

Memoria

En la novela histórica, se puede aprender más que en las propias clases o en los libros de texto, ya que se presentan sucesos de personas comunes que están inmersas en una circunstancia por cuestiones políticas principalmente; Las Cuentas de mi Rosario, del escritor pachuqueño Rodolfo Benavides, es la historia de un maldito, como lo señala el título pero es una muestra de la violencia con que vivían los mexicanos durante la Guerra de Reforma y el imperio de Maximiliano; desde entonces, los caminos de México nunca han sido muy seguros, los salteadores eran gavillas de ladrones que al amparo de alguno de los bandos, cometían graves delitos, robo, violación, asesinato y confundidos en la refriega militar, eran más delincuentes que patriotas; en esta novela se aprende más sobre la persecución a Juárez en su huida por todo el país, el pueblo realmente fue quien protegía al Benemérito y muchos entregaron su vida por salvar la de él.

En esta obra, casi imposible de conseguir como El Doble Nueve, también de la autoría de Rodolfo Benavides, el personaje central es un delincuente que asalta diligencias entre Pachuca y Ciudad de México, se caracteriza por ser extremadamente sanguinario y matar por el placer de hacerlo, logra hacer una gran fortuna producto de sus robos y se relaciona con la alta sociedad para esconder su pasado; maldito, asesino, pero patriota va destinando su fortuna a ayudar a los intereses de Juárez, sin que nadie sepa el origen del dinero; de alguna manera nos enseña que las guerras se pueden ganar, aunque no necesariamente con dinero limpio, una novela de un escritor olvidado y que forma parte de los grandes escritores hidalguenses.

Insigne

Raquel Tamariz Romero, escribió la novela Lejano Amanecer, la inició gracias a las anécdotas de un anciano campesino que contaba por las noches a todos los muchachos de su pueblo, aventuras e historias que él también escuchó de otros ancianos; la niña Raquel tomaba notas e imaginaba, su vocación literaria se forjó entre gente del campo mujeres y hombres verdaderos héroes anónimos, millones que han pasado por estas tierras; comenzó a escribir esta novela que nuevamente se sitúa en los años aciagos en que el Presidente de la República tenía que huir en su propio país y Don Benito era un personaje casi ficticio, un superhéroe para los niños de aquel entonces, contaba el anciano campesino.

Lejano amanecer, es una novela de esperanza de confianza habrá mejores tiempos para todos, nunca más debemos repetir la Historia; tuve la fortuna de conocer a Raquel Tamariz Romero, cuando vio editada de manera artesanal su novela a los 84 años de edad en 1992, sirva esto como recuerdo, reconocimiento y eterno agradecimiento por su amistad.

Rolando García

Pachuqueño, periodista guionista, registrando la historia cotidiana de todos los días