Lo rescatable de la pandemia en la educación

Apuntes

Todo puede tener belleza, aún lo más horrible.

Frida Kahlo

Mucho hemos hablado durante los últimos meses sobre la pandemia que vivimos por Covid-19 y sus desastrosos resultados en el mundo; sentimientos como desolación, desesperanza, miedo, dolor o ira se han experimentado en gran parte de la población ante la pérdida de seres queridos, infección propia o de gente  cercana, pérdida de empleo, disminución de ingresos o el encierro con todo lo que acumula.  

La pandemia ha puesto al desnudo a todos los países, evidenciando sus desigualdades económicas y sociales pero también sus fortalezas y sus capacidades de organización y reacción. 

Pese a todo lo terrible vivido y sin afán de minimizarlo, también es necesario reconocer que dentro de la oscuridad aparecen rayitos de luz, aquello positivo que se torna casi imperceptible ante el monstruo de lo negativo, me parece que la situación nos ha permitido replantear nuestra visión sobre la vida, a ser resilientes, empáticos, solidarios, a encontrar soluciones, a reactivar el afán de ayudar, a curtir el espíritu y a muchas cosas más.

En el ámbito educativo, los temas recurrentes para el trabajo escolar en casa son las dificultades tecnológicas, la falta de insumos, el no contar con televisor o señal para seguir sus clases, y muchas dificultades más, en contraposición a todo esto, también debemos reconocer que se han fortalecido las habilidades blandas, aquellas que apuntan a lo emocional, a lo interpersonal y que tienen que ver con atributos o capacidades personales como pueden ser la buena comunicación, compromiso, trabajo en equipo, organización o creatividad entre muchas otras.

De la mano con lo anterior, también se pueden mostrar otros aspectos positivos en el ramo escolar en casa, como lo es que los alumnos han cultivado hábitos de estudio de forma autónoma, el conocimiento y uso de aplicaciones tecnológicas y recursos nuevos, el manejo del tiempo, preparación para un entorno cada vez más digital, el cumplimiento de deberes en forma independiente, entre otros.

La Organización de Naciones Unidas (ONU), señaló que la pandemia es una oportunidad para reinventar la educación y lograr el objetivo de brindar acceso a un aprendizaje de calidad a todos los estudiantes, igualmente apuntó que los países deben invertir más en la capacitación docente e invertir en la educación para crear un futuro mejor para todos después de la pandemia.

También vale la pena señalar, que en muchos casos se ha fortalecido la convivencia familiar, los padres se han involucrado más en el trabajo escolar de sus hijos y se ha logrado disimular el extrañamiento del entorno escolar del estudiante, de su ambiente, de la necesidad de la proximidad física a la que está acostumbrado el alumno con actividades lúdicas o de esparcimiento desde casa.

Se debe reconocer que en esta pandemia se ha perdido en aprendizaje, se ha perdido en academia, pero hemos ganado como seres humanos, nos hemos fortalecido como personas, nos hemos medido como sociedad y esto, según la óptica de análisis, es tan importante como lo curricular.