Política y Gobierno

Los argumentos de Pablo Vargas González

Pablo Vargas González no se siente derrotado. En su propósito de ser alcalde de Pachuca no ha bajado las manos, ni se recubre de lamentos y sí, denuncia que en la elección del pasado 18 de octubre hubo acciones extrañas como… “compra de votos, anomalías en varias casillas en donde no se exigía identificación del sufragante y, en un posterior recuento, boletas que aparecían marcadas en colores a favor de otro contendiente”.

También, misteriosa confusión alrededor del Programa de Resultados Preliminares (PREP), “para citar otras irregularidades”.

Pero el aspirante morenista no levanta dedo flamígero para acusaciones personales, en lo que llama “elección viciada”. Anuncia que ya recurre a todas las instancias legales, en las que confía, para confirmar que a la postre fue el vencedor.

Con 61 años, cuenta que nació en Abasolo 405, a una calle del edificio central de la Universidad Autónoma del Estado de Hidalgo (UAEH), en donde permaneció alrededor de 15 años. Su papá tenía acreditada panadería.

-Luego nos mudamos a Cuauhtémoc y finalmente a Maestranza. Yo después me cambié al barrio de San Bartolo; atrás del panteón.

Primaria la estudió en la escuela Justo Sierra, secundaria en la Federal Dos, preparatoria en la José Ibarra Olivares y culminó en la UAEH la carrera de abogado.

Posteriormente, en la misma universidad, tomó un curso sobre Dinámica Demográfica, casi tres años.

Vocación por el Derecho

-Siempre tuve inclinación por lo jurídico.

Así, “como quien no quiere la cosa”, se le pregunta si alguna vez lo reprobaron.

Sonríe, y responde de inmediato.

-Nunca; fui mejorando en mis resultados de primaria en adelante. Terminé como abogado por titulación automática; arribita de nueve; otro compañero de mi grupo logró lo mismo.

De maestros de entonces tiene presentes a Jesús Ángeles Contreras, experimentado constitucionalista, a Juan Manuel Menes Llaguno, a Juan Alberto Flores Álvarez. Los tres llegaron a ser rectores. No omite a Javier Romero Álvarez, quien fue su mentor tanto en secundaria como en Derecho.

-Sus clases no se parecían a otros modelos de dictar los temas. Ellos disertaban, dominaban sus especialidades; se vinculaban con los alumnos. No olvidó a Adalberto Chávez Bustos, primer director del Instituto de Ciencias Sociales (ICSo). De humor contagioso, festivo; un gusto charlar con él.

Perteneció a la generación 1977-1980.

-Había dos grupos, el mío se caracterizaba por albergar a quienes necesariamente trabajaban.

Ya como abogado encabezó algunos pequeños litigios.

-Pero a la postre me incliné por la docencia y la investigación. Entonces hubo la oportunidad de seguir por estos derroteros. Se creó el Centro de Estudios de Población.

-Empecé como becario. El ingreso era limitado. Fue por un año. Luego encontré una convocatoria de antropología en el Colegio de Michoacán. Fui y estuve dos años. Esto me permitió aumentar mis percepciones económicas.

-Al retornar a Hidalgo, asumí otra vez la función de becario. Me ubicaron como asistente de investigación. Estuve ligado a la UAEH desde 1985 al 2006, concretamente el 3 de enero. Tras eso, inicié por despido injustificado una demanda laboral que a la postre gané.

Buscó otros horizontes y a finales de ese 2006, muy recordado por él, se vinculó a la UAM Iztapalapa.

-Estuve en calidad de profesor invitado y en 2007 me sumé a la Universidad Autónoma de la Ciudad de México como profesor investigador. Continúo en esta casa de estudios.

Una familia numerosa

Cuenta los gratos recuerdos en familia, con su papá, Antonio Vargas Vera y su mamá, Laura González.

-Fuimos en total nueve hermanos. Nunca nos faltó la convivencia. Jugué futbol en el equipo Vanguardia; manifestaría que cumplido lateral izquierdo, y, asimismo, basquetbol.

Se confiesa, lo acepta, que su gran inclinación es el cine, sobre todo las películas clásicas.

-Soy de una generación posterior al 68. Se inicia entonces una cultura fundacional. Me tocaron generacionalmente, hasta secundaria, valores nacionalistas. Acaso eso explique mi posterior dedicación a la lectura.

De sus participaciones en la comunidad, en Pachuca, y en otros entornos, Pablo Vargas comenta que desde estudiante universitario se vinculó a causas sociales.

Ligado a la izquierda

Anota que en 1978 realizó la primera marcha de las fuerzas de izquierda.

-Fue parte del Partido Comunista Mexicano (PCM). Como estudiante y con 20 años. Pero la primera coalición de izquierda se disolvió y surgió el PSUM, 1982 a 1987 y, sucesivamente, en 1987 el Partido Mexicano Socialista (PMS), que participó en las elecciones de 1988, cuando se conforma con Cárdenas el Frente Democrático Nacional.

-No fue un proceso terso, claro, y esto llevó a que surgiera el PRD al que me adherí como fundador, y del que me separé en 1994, por cuestiones de orientación en las que disentí.

El clima no es precisamente de bonanza. El cielo gis, oscuro, viento incesante que ondula los árboles, y el frío que, recurriendo a una expresión hecha “cala hasta los huesos”.

Ofrecen café; se antoja. Vargas González se inclina por un té de frutas. Y surge motivo para intentar mejorar la temperatura que gélida, atrapa los cuerpos, en el marco de un encoger los brazos alrededor del pecho, en busca de alivio térmico.

A finales de 2019 y principios de este 2020, militantes del Movimiento de Regeneración Nacional (Morena) lo invitaron a que se integrara con ellos. Foto: Carlos Sevilla.

Después, el licenciado Vargas retorna a la plática.

-Nunca he dejado de ser de izquierda. Me he dedicado a apoyar grupos sociales, campesinos, urbanos.

Ubica el 2000 para hacer historia.

-Surgen organizaciones civiles en el fortalecimiento de una vena de la sociedad que había crecido en 1985.Carlos Monsiváis lo ubica como nacimiento de la sociedad civil.

-Monsiváis fue considerado como prototipo de práctico sustentante de la cultura del país. Persistente investigador, escritor fecundo, alejado de ataduras al manifestarse en variados foros.

A finales de 2019 y principios de este 2020, militantes del Movimiento de Regeneración Nacional (Morena) lo invitaron a que se integrara con ellos.

-Acepté. Soy Lopezobradorista. Conocí a quien hoy es presidente en 1988 cuando estuvo en Tepeji, en un acto electoral.

De su intención de ser candidato para encabezar la presidencia municipal de Pachuca, explica. Muy claro.

-Evalué intención del voto, fuerza de Morena y los sustentos de programas federales de la 4T. Admití intenciones de ser contendiente. Fuimos diez quienes levantamos la mano. Todos nos registramos. Una semana después, a finales de marzo, se pospuso el proceso electoral. Covid-19 ya era advertencia de males mayores. El 18 de ese mes hubo, lamentable, el primer deceso en el país. Hoy sobrepasamos los cien mil.

-A principios de agosto, el INE y el IEEH aprobaron reanudar. En ese mes, por decisión de la Comisión Nacional de Morena fui candidato.

Lo recuerda en el balance de las reacciones.

-Muchos se solidarizaron, me ratificaron su apoyo. Otros, como se dice, formularon cuestionamientos, como se dice patadas abajo de la mesa.

-Finalmente se definió el 18 de octubre como fecha de los comicios. Fueron 40 días de campaña, bajo infranqueable acato a disposiciones sanitarias por la pandemia.

-Estoy cierto que obtuve preferencia mayoritaria de los votantes. Tenemos elementos de fallas en el proceso, como rebase de gastos de campaña, falla inexplicable del PREP, que pareció un retroceso como sucedió en 1988, al igual que las encuestas de salida.

-Hubo festivas declaraciones de otro partido que anticipadamente se dijo ganador, sin respetar los tiempos electorales. Tengo un documento en donde se establece, sin duda: Morena, 33%; PRI, 30%.

-Existen cuatro recursos fundamentados por las anomalías. Y de ser necesario llegaremos hasta la Sala Regional de Toluca del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación.

Abiertos cuestionamientos

Se explaya, da cuenta, con amplitud, de las que llama argucias, puestas en marcha la fecha de los comicios.

-Emplearon 300 taxis para llevar a votar a muchos ciudadanos, retiraron material electoral de las urnas, boletas con doble señalamiento, singularmente, en algunas casillas filas muy tempraneras, votantes no identificados, algunos repetían, videos testimoniales, de que se llegó a pagar para que sufragaran.

-Se estimó una inversión de 20 millones de pesos en estas, que llamamos inversiones.

Toma té de una taza de contenido ya no tan caliente como se apeteciera.

-No me siento derrotado. Se ignoraron legalidad, imparcialidad y certeza.

-Pero la vida sigue. Voy a seguir adelante. Esperaré resultados. Se ha construido un capital político para movilizaciones de quienes creyeron en un cambio.

Apuntala, voz grave, firme.

– Prevalece la intención de voto para Morena. Haremos un documental sobre la campaña. Nuestros postulados, entre otros, fueron, y siguen vigentes es entregar todo por Pachuca, repavimentar, eliminar parquímetros, un no rotundo a la corrupción y conformar asociaciones civiles de jóvenes.

-El cercano futuro nos juzgará.

Publicaciones relacionadas