Los ecos tras los nuevos campeones del abierto de Australia

Epopeyas

Twitter: @arturohenkel

El tenis, aquel que practicaban los gentlemen e incluso las ladies de la aristocracia inglesa desde el siglo XIX se ha convertido a lo largo de sus años de existencia en una de los deportes de mayor competencia y reparto económico entre sus participantes a nivel profesional. El deporte blanco tiene una gran cantidad de torneos durante el año: comencemos con la Copa Davis, que es la competición más importante entre naciones en la rama varonil, similar a la Copa Federaciones en la femenil.

En lo referente a los torneos de singles o dobles organizados por la ATP (Asociación de Tenistas Profesionales): en un año calendario se celebran 534 de la ITF World Tennis Tour, en el que compiten las jóvenes promesas de la raqueta; 178 de la Challenger Series; 40 del World Tour 250, 13 del World Tour 500, 9 de la ATP World Tour Masters 1000, y los de mayor jerarquía: el Torneo de Maestros; así como los 4 Grand Slams: Australia, Roland Garros, Wimbledon y el Abierto de Estado Unidos, en los que se presentan los tenistas mejor ranqueados del circuito.

El primer Grand Slam del año es el Abierto de Australia, celebrado en el Melbourne Park desde 1905 y que en 1968 tomó la categoría de Abierto. En fechas recientes ha sido nominado por Roger Federer (6 títulos) y Novak Djokovic, que con 8 campeonatos se ha convertido en el máximo ganador histórico de esta competencia en la que ha sido protagonista desde 2008.

En la rama femenil, Serena Williams ha sido la raqueta más importante tanto del ranking mundial como de este torneo al ganarlo en 7 ocasiones desde 2003, sin embargo no ha logrado alcanzar el récord de la australiana Margareth Smith que en la década de los 60’s consiguió un total de 11 conquistas. En dobles, las parejas que más veces han logrado levantar el trofeo en Melbourne han sido australianos: John Bromwich y Adrian Quist con 8 en vaonil, Thelma Coyne Long y Nancy Wynne con 10 en la rama femenil y Nell Hall y Harry Hopman con 4 en mixtos.

En este 2021 la lucha por quedarse con el campeonato del Abierto de Australia ha sido férrea. En dobles se impusieron la pareja conformada por la bielorrusa Aryna Sabalenka y la belga Elise Mertens que derrotaron por 6-2 y 6-2 a Katerina Siniakova y Barbora Krejcikova, quien sí pudo coronarse en la final mixta junto al estadounidense Rajeev Ram, tras vencer a los locales Matthew Ebden y Samantha Stosur. Al cierre de esta edición aún no se había celebrado la final de dobles masculina entre el propio Rajeev Ram acompañado del británico Joe Salisbury contra el eslovaco Filip Polásek y el croata Ivan Dodig, pero se espera que el norteamericano concrete el doblete.

En singles femenil la campeona en 2019 volvió a dar la nota al vencer en semifinales a Serena Williams, que a sus 39 años se sigue manteniendo a gran nivel, pero no pudo nuevamente contra la japonesa, que se impuso en la final por parciales de 6-4 y 6-3 a la estadounidense Jennifer Brady, para lograr su 4º título de Grand Slam.

En la rama varonil el dominio de Novak Djokovic tanto en el abierto australiano como en la clasificación mundial seguramente continuará con su 9º título del certamen, pues sería una gran sorpresa que el ruso Daniil Medvédev saliera con el título en sus manos, pues el serbio nunca ha perdido una final en Melbourne.

Para el cierre de esta edición ya sabremos si ‘Nole’ fue el vencedor del Abierto de Australia, y considerando la derrota de Rafael Nadal en los cuartos de final de este torneo y con un Roger Federer fuera temporalmente de las canchas a sus 39 años, aún quedan muchas dudas queridos lectores de ‘Epopeyas… de hidalgos, heroínas y otras gestas deportivas’ en torno a esta tripleta que nos ha tocado ver de extraordinarios tenistas. ¿Federer será el primero en retirarse? ¿A Rafa Nadal lo respetarán sus antiguas lesiones en la recta final de su carrera? ¿O si Djokovic con sus 33 años pueda seguir superando lo conseguido por el suizo y el español? Díganme su opinión al respecto en arturohenkel@gmail.com