Maestro con respeto

darDOS con garlito...



Garlito 

Por increíble que parezca y ahora que no es tan socorrido por quienes deberían de tener esa responsabilidad, existió un tiempo en que hombres y mujeres tenían entre otras ocupaciones, las de pensar, reflexionar, convertirse en sabios por sus estudios y análisis, para mediante sus conocimientos, exaltar en otros la inquietud del saber; sin duda la mayor aportación de un maestro a sus alumnos, voluntarios o no, es dejar dentro de sus almas el amor a la verdad, al conocimiento, ejemplo, trabajo y disciplina y para aquellos que desconocen en absoluto o conocen poco de vida y obra, todavía hay libros reveladores y gratamente escritos. 

Mitológico  

En la vida intelectual, cultural, pedagógica, periodística, política y etcétera, en el estado de Hidalgo hay un ser mitológico, que se caracteriza por su sapiencia e intensa vida, porque varias y diferentes generaciones de alumnos, reporteros, profesores y más, argumentan su capacidad intelectual, su aguda y profunda visión sobre la realidad, pero también sobre los gustos y disgustos de un ser humano que vivió intensamente, dedicado al trabajo y estudio y a una de las más hermosas peculiaridades de un individuo amante del saber, integrar, conformar, armar una biblioteca, hoy sabemos por testimonios fiables, de su grandeza, de la calidad e intrincados volúmenes que la integran, oráculo de los dioses, los privilegiados lo constatan. 

También lee: CANASTAS CUCURUCHOS Y BOLSAS

Rafael Cravioto Muñoz, Homenaje por el centenario de su nacimiento, apuntes íntimos, afectivos, de gratitud y admiración, en este libro antes que otra cosa se palpa el afecto y respeto a este singular personajes, por personalidades que en diferentes y distintas circunstancias tuvieron contacto o trato con Don Rafael Cravioto, amigos, familiares, alumnos, políticos; una visión sobre la vida de este profesor que influyó en muchas vidas, oficios y profesiones, desde las aulas escolares más humildes, hasta las salas de discusión filosófica más prestigiadas, hoy sabemos, quienes no lo conocimos personalmente, fue un gran hombre de la inteligencia hidalguense, destacado en todos los ámbitos, periodista y escritor, asesor de la autónoma del estado y figura mítica con su larga barba de sabio; el historiador Raúl Arroyo, de prestigiada actividad cultural, compiló en este libro los testimonios que nos muestra a ese hombre que debemos conocer y las nuevas generaciones saber de él, destacar su trabajo y ética profesional, un personaje como Don Rafael, todos los hidalguenses lo debemos conocer. 

Textos  

La de compilador no es un trabajo fácil, porque con concienzuda paciencia, debe hacer una selección exacta de quienes deberían verter una acertada opinión y cubrir los momentos más importantes y trascendentales de la vida de este hombre que fue presidente municipal de Pachuca y director de un importante diario, donde se forjaron periodistas y operadores políticos, creo profesores amantes de la pedagogía y alumnos con sed de conocimientos, así como guía para refinar gustos sibaríticos y educar el oído para escuchar la música más bella del mundo, degustando un pollo rostizado; emocionante e importante aportación de Raúl Arroyo, porque entre los autores de los textos, encuentro a muchos maestros que han contribuido a mi humilde saber. 

Checa: Maestros en paro, acuden a recibir vacuna de refuerzo contra Covid

Maestros entrañables como Prisciliano Gutiérrez, Bonfilio Salazar o Inocente Zúñiga, Anselmo Estrada Alburquerque, periodistas Alberto Witvrun, Carlos Camacho, historiadores Luis Rublúo, Juan Manuel Menes Llaguno, Luis Corrales Vivar, el mismo Raúl Arroyo y personas ligadas a mi existencia Mari Carmen Lomelí Islas, entre otros; es ya una lista de personalidades culturales y de las ideas, todos ellos y ellas gente de Don Rafael que fieles a sus enseñanzas, no callan y dicen las verdades y ante ello mis respetos; Rafael Cravioto Muñoz, Homenaje en el centenario de su nacimiento, editado por el Gobierno del Estado y la Sociedad Mexicana de Geografía y Estadística Capítulo Hidalgo, un libro de memorias para no perderla. 

Rolando García

Pachuqueño, periodista guionista, registrando la historia cotidiana de todos los días