Mañutzi, productos hidalguenses artesanales

Impulsan el consumo local

Mañutzi es la marca del proyecto familiar fundado por Leopoldo y Yeimi Montúfar, padre e hija, que inició hace seis años, dedicado a la elaboración de jabón artesanal.

Una alternativa para obtener ingresos propios fue la motivación de estos emprendedores para retomar una actividad personal y convertirla en un diseño de negocio.

“Yo hacía jabón para consumo en casa, sin embargo, cuando mi Papá pierde su trabajo decidimos emprender a partir de lo que conocíamos y podíamos elaborar”, señala Yeimi Montúfar.

El núclo de ventas de Mañutzi, por iniciativa de su padre, inició con familiares, posteriormente con amigos y compañeros de trabajo, hasta convertirse en productos reconocidos y vendidos en la región.

Con la inquietud por mejorar las fórmulas de sus productos participaron en diversos talleres y cursos dentro y fuera del estado.

Te sugerimos: Reactiva Conapesca la producción en 11 centros acuícolas

Mañutzi se convirtió en el camino y empresa forjado por Leopoldo y Yeimi a lo largo de seis años/ Foto: Cortesía

En pandemia se adaptaron

Jabones y champú en barra, así como cremas faciales y corporales, forman parte de la actual gama de productos que realizan.

Sin embargo, como micro empresa, han aprendido a adaptarse a la normalidad actual por la pandemia, convirtiendo a las redes sociales en un aliando y punto de venta.

“Nosotros dependemos de la venta, en el sentido de estar en contacto directo con las personas. Las expos o ferias artesanales fueron los espacios ideales para darnos a conocer, pero eso, por la pandemia se detuvo”.

Señala que la participación del ayuntamiento y dependencias de gobierno les han facilitado a ellos y a otros artesanos, talleres para la venta en línea y cursos sobre finanzas, útiles en periodo de confinamiento.

“Este año, en Mañutzi trabajaremos para seguir adaptándonos y rebasar nuestras expectativas de venta”, comentó Leopoldo.

Finalmente, puntualiza que como productores, artesanos y para la economía del estado es primordial privilegiar el consumo local.

“Debemos fomentar la compra y venta de los productos creados en el estado, como bordados, alfarería y joyería, para que no se pierdan estas tradiciones”.

También te recomendamos: Un elefante blanco, puente Bicentenario en Tulancingo