Metro CDMX: las historias de la tragedia que estremecieron al país

El accidente que dejó 25 muertos y decenas de heridos en la Línea 12 del Metro de la Ciudad de México, nos dejó varias historias conmovedoras que cambiaron por completo la vida de familias; entre ellas la del menor de edad Brandon Giovanni, en cada uno de los fallecimientos hay padres, madres, hermanos, hijos y amigos que ya no volverán.

Brandon Giovanni

La historia más recordada es la del niño Brandon Giovanni, su mamá fue la encargada de dar a conocer la lamentable perdida de su hijo que venía en el convoy que colapsó repentinamente al vencerse las trabes.

Él viajaba con su padrastro cuando ocurrió el desplome de los dos vagones que cayeron tras la caída de la trabe, el hombre fue rescatado con vida y llevado a un hospital, pero del menor no se sabía nada.

Marisol Tapia, madre de Brandon narró que su hijo y su pareja venían en ese tren siniestrado, ya que poco después de las 22 horas le llamó a Brandon Giovanni, él contestó y le dijo que pronto se verían, faltaban cinco minutos para que llegara a la estación donde se bajaría, cercana a su casa y cenaría con su madre, pero nunca llegaron.

La odisea de Marisol Tapia comenzó el pasado lunes por la noche, cuando colgó el teléfono tras haber hablado con Rigoberto, padre del adolescente, quien le comentó que ya estaba a punto de bajar del metro. Momentos después, prendió el televisor y escuchó lo que sucedió con el STC. De acuerdo con los primeros videos que comenzaron a circular en línea, en cuanto se enteró del accidente, se trasladó desde la colonia Zapotitla, hasta la parada del metro Olivos.

Pasaron las horas y cerca de la 01:00 de la madrugada, la mujer aún seguía buscando a sus familiares. En un video grabado por varios medios, las autoridades no le habían dado respuesta alguna sobre el paradero de su esposo e hijo, por lo que comenzó a mostrar desesperación.

Incluso se le acercaron políticos panistas para ofrecerle denunciar a la Jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum, y a otros funcionarios por la presunta falla estructural que derivó en la muerte de 25 personas y más de 70 heridas, pero la abuela indignada, cansada y dolida les gritó que lo que necesitaba era que le dijeran donde estaba Giovanni.

“Levanté el acta para su búsqueda y sí lo encontré, pero muerto, ya no va a regresar a casa, teníamos planes para el 10 de mayo, era mi todo, nada me lo va a regresar”, dijo Marisol que ahora prepara el funeral de su hijo a quien enterrará con los objetos que más le gustaban y tal vez ponga rap porque era la música que Brandon Giovanni adoraba.

Puedes leer: Revelan nuevo video del momento exacto del desplome de la Línea 12

Liliana López García

Liliana López García era gerente en una tienda de ropa en la plaza Forum Buenavista, de donde se dirigía esa noche hacia su casa para cenar con su hijo Yahadit, de 14 años, a quien antes del accidente le dijo que compraría comida para que comieran juntos. Sin embargo, el desplome en la Línea 12 impidió que llegara a su destino. Era originaria de Veracruz y su pasión era estar con su familia y conocer Pueblos Mágicos; el último viaje que realizó para visitar alguno fue a Presidio, en Tezonapa.

Puedes leer: AMLO anuncia inicio de investigación en la Línea 12

Cristian López García

Cristian López Santiago, de 41 años, era abogado y trabajaba en el Órgano Administrativo Desconcentrado de Prevención y Readaptación Social. La noche del accidente había llamado a su esposa para informarle que iba de regreso a casa, donde además de ella sus dos hijas de 13 y 7 años lo esperaban. Cristian se había fijado como meta titularse, por lo que a diario se esforzaba para cumplir su objetivo, para después dedicarle más tiempo a sus hijas.

Angélica Seguro Osorio

Angélica Segura Osorio tenía 44 años y trabajaba en una sucursal de la zapatería León en el Centro Histórico de la Ciudad de México. Tras salir del trabajo se dirigía a su casa en Valle de Chalco, donde la esperaba su familia. Tenía una hija de 25 años y un hijo que el próximo 9 de mayo cumplirá 18 años, además de un nieto.

Puedes leer: VIDEOS | Familiares despiden a Brandon Giovanny, niño fallecido en Línea 12

Nancy y Tania Lezama

Nancy, de 22 años, y su hermana Tania, de 15, regresaban a su casa en metro desde el centro comercial en Iztapalapa en el que Nancy estaba empleada.

Su primo Jorge dijo que ella realmente no trabajaba los lunes, pero había acudido allá para cenar junto a su novio y su hermana. Tras el accidente, perdieron su rastro.

Como muchas otras personas, Jorge recurrió a las redes sociales para publicar fotos de sus primas. Los mensajes de ayuda se hicieron automáticamente virales entre quienes querían ayudar a localizar a los desaparecidos o incluso ofrecían su ayuda económica para los heridos.

Según le contó Jorge al diario El Universal, a la primera que encontraron fue a Tania herida grave en un hospital con «el diagnóstico de no volver a caminar» tras haber sufrido una hemorragia interna y fractura de columna.

Horas más tarde este martes, el propio Jorge confirmó en su cuenta de Facebook que Nancy fue localizada sin vida.

«Agradecemos a todas las personas que nos apoyaron en la difusión de esta noticia (…). Les pido oraciones por la lucha que se está llevando para que Tania salga adelante», escribió.