Opinión

Mixquiahuala, en el ojo del huracán

Agujeros Negros

No termina el escándalo del expresidente municipal, el petista Humberto Pacheco Miralrío, por la desaparición de las arcas de Mixquiahuala a través de un supuesto robo cibernético de siete millones de pesos, cuando Mexicanos contra la Corrupción y la Impunidad (MCI) denuncia que su sucesor José Ramón Amieva Gálvez, está involucrado en un fraude al gobierno de la Ciudad de México por la friolera de 976 millones de pesos.

Amieva Gálvez asumió el gobierno del entonces Distrito Federal a la licencia de Miguel Ángel Mancera, que fue en busca del lugar que hoy ocupa en la cámara alta del Congreso de la Unión, lo que viene a convulsionar más su agitado inicio de gobierno, por favorecer a una empresa constructora y anunciar que las fiestas tradicionales se celebrarían lo que no ocurrirá.

Postulado por el Movimiento de Regeneración Nacional (Morena) regresó a su tierra natal en la que no ha vivido por años, sin embargo, consiguió la candidatura y gobernar este importante municipio con el propósito de hacer carrera política en Hidalgo y ser considerado en la lista de aspirantes a la candidatura a gobernador del estado en 2022, la que hoy encabeza el senador Julio Menchaca Salazar.

Los otros mencionados, aunque aún es prematuro, son el secretario de Hacienda Arturo Herrera Gutiérrez, Canek Vázquez Góngora, mientras que el delegado de Bienestar Abraham Mendoza Zenteno y el ex candidato por Pachuca Pablo Vargas González, le dicen a sus cercanos que tienen posibilidades de ser ellos quienes concreten la alternancia en el Ejecutivo de Hidalgo.

Pero las aspiraciones del presidente municipal de Mixquiahuala se ven ya afectadas por esta denuncia, en la que, mexicanos contra la Corrupción, sostiene que se pagó a empresas fantasmas que registran movimientos bancarios irregulares, para gestionar las devoluciones de Impuestos Sobre la Renta (ISR) retenidos a los trabajadores del gobierno capitalino, lo que se hacía en forma directa.

Mientras, el ex presidente Humberto Pacheco consiguió el amparo de la justicia federal contra alguna orden de aprehensión que conceda un juez en su contra por el famoso robo cibernético, por siete millones de pesos, que sufrieron las arcas municipales hace dos años y no ha sido aclarado; mientras, crece la percepción de que José Ramón Amieva no está cumpliendo las expectativas que generó.    

Publicaciones relacionadas

Mira también
Cerrar