Morena, decepción

Agujeros Negros

La mezcla de intereses de Abraham Mendoza Zenteno y los del Clan Universitario generaron una nueva decepción entre quienes legítimamente aspiraban a ser postulados candidatos a diputados locales porque el pastel de Movimiento de Regeneración Nacional (Morena) se lo repartieron en la mesa de negociación el delegado de Bienestar y Damián Sosa Castelán que participó directamente e impuso la zona metropolitana como Territorio Garza.

La anuencia de Mendoza Zenteno tiene el firme propósito de cerrar el paso a sus adversarios internos y construir un estructura que le lleve a consolidar en un año su candidatura a gobernador del estado, tras la eliminación de competidores por diversas causas y la pasividad de quien puede aspirar de manera natural el senador Julio Menchaca Salazar que muestra desinterés y, que solo puede ser frenada si el candidato en 2022 lo decide directamente el presidente en la persona del secretario de Hacienda, Arturo Herrera Gutiérrez.

El problema para Mendoza Zenteno es que con el otorgamiento de no menos de cinco posiciones al Clan Universitario desplazó a otras expresiones y paralelamente está creando una oposición interna que divide y fractura al morenismo hidalguense que puede reflejarse negativamente en las urnas electorales y conducir al partido gobernante a una nueva derrota como sucedió en las elecciones municipales de octubre de 2020, donde estimaban ganar 60 municipios y solo registraron ocho victorias.

Tal es el malestar que hay acusaciones sobre el manejo irregular de recursos para la estructura electoral, que es controlada por sus hermano e hijo, aseguran que el pago de ocho mil pesos mensuales a los movilizadores electorales, no llega completo y que se reporta la creación de mil 500 de estos equipos compuestos por cinco personas pero que en realidad apenas existen una tercera parte de ellos, alrededor de quinientos, ante ello amenazan con promover nuevamente el voto de castigo.

Lo que no sorprende y confirma la hábil operación política del Clan Universitario es que logró que los partidos del Trabajo (PT) y Verde Ecologista de México (PVEM) postularán a sus candidatos con el apoyo total de Morena, como sucedió en los distritos de Pachuca, que fueron asignados a mujeres cuando uno inicialmente era para hombre, lo que pasó también con el VI Distrito Electoral Federal, cuando inicialmente se habló de que sería para hombre, en suma en Morena hay dos corrientes aliadas que se volvieron las dominantes y tienen pocos contrapesos.