Morena, efecto búmeran

Letras minadas

En plena lucha de las mujeres por lograr una equidad y la exigencia fundamentada de tomar espacios que les corresponden, Morena sigue enviando mensajes equivocados y verdaderamente alarmantes, sobre todo en un país como el nuestro, donde según cifras del Inegi, en el primer semestre de 2020 se registraron 17,123 homicidios en México, de los cuales, 1,844 fueron catalogados como feminicidios.
Resulta preocupante que el partido en el poder insista en darle la espalda a las mujeres, primero al desaparecer programas sociales que beneficiaban a miles de ellas, pero también al defender con uñas y dientes la postulación de candidatos señalados de cometer delitos graves en agravio de mujeres.
Existe un acuerdo del consejo general del Instituto Nacional Electoral (INE) para que los partidos políticos prevengan, atiendan, sancionen, reparen y erradiquen la violencia política contra las mujeres en razón de género, y por ello, se estableció que aquellos sujetos que adeuden pensión alimenticia, hayan sido condenados por violencia familiar o por delitos sexuales no sean candidatos en las próximas elecciones.
Sin embargo, la precisión de que debe existir una sentencia ha sido el escaparate para que personajes como el polémico Félix S.M, en Guerrero aspire a la gubernatura, aún y con los señalamientos de posibles ataques sexuales contra mujeres.
Las denuncias de las agraviadas han sido soterradas desde el poder, desviando la atención recurriendo al trillado señalamiento de que son meros ataques de los “conservadores”.
Otro caso en Nuevo León, donde la abanderada de Morena Clara Luz ha sido señalada por su cercanía al líder de la secta sexual NXIVM.
Según una publicación de la revista Proceso, Clara Luz declaró que “sólo tomó cursos de superación personal y ni siquiera conocía el nombre de NXIVM, pero un video en poder de Proceso revela que Clara Luz Flores, candidata de Morena al gobierno de NL, tuvo una relación directa con Keith Raniere, fundador de esa secta sexual.”
Clara Luz aspira a gobernar uno de los estados más importantes de la República Mexicana, pues ahí se concentra el 4.3% de la población total de México, y agrupa 213 consorcios industriales.
Solamente 9 mujeres han logrado ser gobernadoras en nuestro país, pero Clara al ser señalada por algo tan grave podría perder la oportunidad de ser la décima.
Como si no tuvieran suficiente, Morena le escupió en la cara a sus militantes de Hidalgo y ahora pretende cederle el número uno de la lista de diputados plurinominales al cantante Francisco Xavier B.E., un personaje que suele aparecer sólo cuando hay elecciones buscando que algún partido lo postule a lo que sea, enarbolando siempre la bandera del perseguido político del sistema.
Paco Xavier tampoco es ajeno a los juzgados y ha enfrentado procesos legales, cuando en 2002 la prensa dió cuenta de la acusación que enfrentó presuntamente por ser el autor intelectual del secuestro de un ganadero del municipio de Tulancingo.
Cuatro años más tarde en el 2006, el nombre del cantante salió a relucir en otra investigación, ya que cuando fue candidato al Senado de la República por la coalición Por el Bien de todos, buscó ampararse al ser denunciado por una mujer por intento de violación según la averiguación 12/DAV/242/06.
Morena tiene en puerta otra elección sumamente importante porque se juega algunas gubernaturas y las encuestas le son favorables en varias de ellas. También están en juego algunos Congresos locales y conservar la mayoría de San Lázaro, pero la necedad de imponer candidatos de dudosa reputación a quienes defiende a capa y espada, podría provocarle un efecto búmeran que podría bajarlos del pedestal.
@AlexGalvezQ