Opinión

Morena ¿Es en serio?

Agujeros Negros

La fila de aspirantes a candidaturas para las diputaciones federales del Movimiento de Regeneración Nacional (Morena) se convirtió en pasarela de toda clase de personajes que convirtieron el proceso interno en un espectáculo de mala calidad, porque su dirigencia recibe lo que llega y genera una percepción de desesperación o que no cuentan con cuadros para enfrentar las elecciones federales intermedias.

Es risible que los diputados federales que ganaron sin hacer campaña, gracias a la ola

lópezobradorista, la mayoría producto de la oscura negociación entre Yeidckol Polevnsky y el encarcelado Gerardo S. C., pretendan reelegirse sin trabajo legislativo, lo mismo que

Fortunato Rivera Castillo, quien fracasó en convertir a su esposa Cristina Sánchez en presidenta municipal de San Felipe Orizatlán.

Ni que decir de Gustavo Callejas Romero, que ocupa la curul que perdió Cipriano Ch. P., en la cárcel por dos procesos de homicidio uno culposo y el otro doloso en grado de tentativa, y que ni siquiera tiene decisión propia porque obedece a la dupla José Huerta Vite y José Manuel Zúñiga Guerrero.

El colmo es Julio César Ángeles Mendoza, acusado de peculado comprobado en su primer mandato como alcalde de Atotonilco de Tula, pero quedó libre por fallas en el debido proceso. Por si fuera poco fue inhabilitado un año porque en su segunda gestión no pudo comprobar 18 millones de pesos.

Para completar el show aceptaron el registro de Adelfa Zúñiga Fuentes, dos veces presidenta de El Arenal por el Revolucionario Institucional (PRI), gracias a su esposo +Leonardo Álvarez Ramírez El Chapey, quien impuso también a su cuñado Adolfo en el mismo cargo y ahora Zúñiga Fuentes, luego de no poder imponer a su hija o su yerno en las dos últimas candidaturas, se va a Morena.

Más, Heber Sánchez Santillán, ex priista que fuera presidente municipal de Actopan gracias a su suegro el millonario Jesús (Chucho) Luz, quien también ocupó ese cargo, se registró buscando que le paguen el proselitismo que hizo como presidente del Concejo Municipal a favor de la alcaldesa Tatiana Ángeles Moreno.

Para rematar, Claudia Márquez, hija del empresario Guillermo Márquez Ramírez y hermana de los polémicos Alejandro y Gerardo, quienes se han visto envueltos en escándalos financieros y propietarios de un diario, también se inscribió. En serio, falta seriedad y eso acerca a Morena a un nuevo descalabro, porque vuelven a dejar a sus militantes como escenografía.

Publicaciones relacionadas