Opinión

Morena, la fila del conflicto

Agujeros Negros

El registro de aspirantes a diputados federales por los siete distritos de Hidalgo en el Movimiento de Regeneración Nacional (Morena) hablan por sí solo de una nueva lucha intestina por esas posiciones porque va de todo: perdedores, oportunistas, priistas, desconocidos y militantes, aderezado con los afanes releccionistas de los actuales legisladores que si tuvieran dignidad se irían a sus casas ante el pobre trabajo legislativo realizado en lo que va de su periodo constitucional.

De inicio el Clan Universitario quiere conservar posiciones, aun cuando es factor de división y fractura, con el objetivo central de presionar desde esas posiciones a favor de su jefe Gerardo S. C., que enfrenta proceso penal por peculado, defraudación fiscal y delincuencia organizada, no para apoyar la 4T; prueba son las intenciones de reelegirse de los diputados de este grupo y el registro del diputado local Rafael Garnica, en Tepeapulco.

Otro botón de muestra es el V Distrito; la aparición del dos veces presidente del Partido de la Revolución Democrática (PRD), Luciano Cornejo mete ruido, porque Victorino Apodaca y Ricardo Baptista, que ya se enfrentaron por la candidatura de Tula, se sienten con mayor derecho y el ex candidato a alcalde de Tezontepec, Felipe Uribe, luego de rechazar el apoyo de Cornejo, acuso traición de éste.

La lista es mayor igual que el conflicto; en Pachuca de confirmarse el registro de Pablo Vargas y de Navor Rojas, se revivirá parte del escenario a la candidatura a alcalde de Pachuca, pero también hay caras nuevas o desconocidas como Diana Martínez e Iván Roldán además de Jorge Luis Martínez, esposo de la alcaldesa de Tizayuca y la presidenta del Patronato de la Universidad Autónoma del Estado de Hidalgo (UAEH) Lidia García.

Estos escenarios se repiten en los otros distritos, así en Actopan los priistas y ex presidentes de El Arenal, Adelfa Zúñiga y de Actopan, Heber Sánchez, además de Imelda Cuéllar, Lisset Marcelino y la actual diputada Simey Olvera. En suma, será un proceso áspero que se agudizará con la selección de candidatos a diputados locales, que difícilmente controlará la nueva dirigencia y que puede llevar a Morena a una nueva derrota electoral en Hidalgo.

Publicaciones relacionadas

Mira también
Cerrar