Muertes y contagios: herencia del primer proceso electoral con pandemia

En las elecciones pasadas fallecieron tres candidatos

Los comicios “más grandes de la historia”, denominados así por las autoridades electorales, se desarrollarán en plena pandemia teniendo como antecedente las muertes y contagios por Covid-19 de actores políticos en las pasadas elecciones en Hidalgo.

En 2020, la entidad tuvo su primer proceso electoral en un contexto de crisis sanitaria que dejó como saldo tres candidatos y ocho nuevos servidores públicos fallecidos, además de seis contagios en personajes políticos involucrados y el registro de brotes en los órganos electorales.

Pese a las cifras y el actual panorama que se vive en el país, las autoridades determinaron realizar el proceso electoral 2020-2021 con un semáforo estatal actualmente en naranja, más de 36 mil casos acumulados y cerca de 6 mil defunciones.

Te recomendamos: Mayoría de candidatos de Tulancingo postergaron arranque de campaña

Suspende INE primer proceso 

El primero de abril de 2020 el Instituto Nacional Electoral (INE) suspendió temporalmente el desarrollo del proceso electoral 2019-2020 en los estados de Hidalgo y Coahuila, lo que incluyó las actividades relacionadas con las candidaturas independientes, observadoras y observadores electorales, postulación y registro de candidaturas, así como las relativas. 

Elecciones/Foto: Carlos Sevilla

Para esa fecha, la entidad no superaba los 50 casos activos; sin embargo, el 12 de mayo el Gobierno estatal reportó que la entidad entraba en una fase de contagio acelerado, aunque para ese momento el número de defunciones era de 102 y los contagios superaban apenas los 600.

Posteriormente, el Gobierno federal implementó el semáforo epidemiológico, y a partir de la primera semana de junio Hidalgo fue declarado en color rojo con cerca de 2 mil contagios; el 6 de julio pasó a naranja, el 20 a rojo y hasta el 31 de agosto descendió a naranja con más de 10 mil contagios. 

El 30 de julio, con Hidalgo en rojo y cerca de 7 mil infectados, el INE aprobó reanudar las actividades inherentes al desarrollo de las campañas, estableciendo como fecha para la jornada electoral el 18 de octubre y la toma de protesta el 15 de diciembre, quedando el calendario electoral de la siguiente forma:

El periodo de registro de candidatas y candidatos establecido del viernes 3 al 8 de abril fue modificado para el periodo del viernes 14 al miércoles 19 de agosto, y el periodo de campañas que estaba del 25 de abril al 3 de junio se modificó para el 5 de septiembre al 14 de octubre.

Durante este periodo, el entonces presidente municipal de Emiliano Zapata, Antonio Espinoza, dio positivo a la enfermedad.

Suicida, hacer campañas en pandemia: Fayad 

En agosto de 2020, el gobernador de Hidalgo, Omar Fayad Meneses solicitó al Consejo de Salubridad General (CSG) y al Instituto Nacional Electoral (INE) retrasar de nueva cuenta el proceso electoral de ayuntamientos hasta que existieran las condiciones sanitarias, esto ya que el INE anunció un mes antes las fechas para su reanudación.

“No estamos en condiciones de iniciar campañas electorales masivas ni de tierra, de persona a persona, casa por casa o en eventos públicos”,

expresó en aquel momento el titular del Ejecutivo estatal, pues en ese momento la entidad se encontraba en semáforo rojo.

“Si el semáforo no lo permite para el 5 de septiembre, es muy difícil que puedan empezar las campañas en plena epidemia, se me hace suicida”,

dijo.

Asimismo, el titular de la Secretaría de Salud (SSH), Alejandro Efraín Benítez Herrera, respaldó la decisión enfatizando en que el periodo de campañas y votaciones también coincidía con el inicio de la temporada de influenza.

Aunque el escrito del gobernador enviado a las autoridades federales estuvo respaldado por su secretario de Salud, no obtuvo respuesta y las elecciones se llevaron a cabo.

Resultados de las campañas: tres decesos 

El periodo de campañas estaba fijado del 25 de abril al 3 de junio, sin embargo, se modificó del 5 de septiembre al 14 de octubre cuando la entidad ya estaba en color naranja en el semáforo de riesgo epidemiológico, pero con cerca de 11 mil contagios y mil 700 muertes. 

Durante esa etapa de proselitismo el resultado fueron nueve personajes políticos contagiados, de los cuales tres fallecieron.

El 7 de octubre de 2020, Tomás Alonso García Cerón, candidato a presidente municipal de San Agustín Tlaxiaca por el Partido Nueva Alianza, perdió la vida a causa de la enfermedad, además de Isidro Pedraza Chávez del PRD por la presidencia de Pachuca quien, aunque falleció el 10 de noviembre pasado, dio positivo durante el periodo de campañas.

De la misma forma, Felipe Hernández González, que participó como candidato a presidente municipal de San Agustín Tlaxiaca por el PRI, resultó positivo durante este periodo, y aunque obtuvo el triunfo en las urnas, no pudo tomar protesta pues perdió la vida el 26 de octubre de 2020.

Las y los candidatos que dieron positivo a la enfermedad en este periodo fueron Ariadna Ramírez Gutiérrez, candidata del PRI por el ayuntamiento de Actopan; Rocío Tirado Bañuelos, de Movimiento Ciudadano, por el municipio de Tula y quien renunció al proceso tras conocer su resultado; y Gustavo Ríos Rivera, de Más por Hidalgo por Pachuca, junto con integrantes de su equipo de campaña.

Así también, Ricardo Baptista González, durante su licencia como diputado local y candidato por la presidencia de Tula, se contagió a unos días de las votaciones; Juliana Ortiz, candidata del PRI por Huichapan y la dirigente estatal de este partido, Erika Rodríguez, adquirieron el virus durante el periodo de campañas.

Después de campañas: 8 muertes

Tres priistas que lograron el triunfo resultaron positivos al virus días después de las votaciones, es decir que pudieron contagiarse durante sus cierres de campaña o en los festejos por sus triunfos.

Tal es el caso de Gastón Valdespino Ávila, alcalde de Tolcayuca, quien dio positivo cuatro días después de obtener el triunfo en las urnas; Sergio Baños Rubio, de Pachuca,informó en noviembre que al igual que su esposa fueron portadores del virus; Salvador Jiménez Calzadilla, edil de Tepeji del Río, indicó que seis días después de las votaciones comenzó con síntomas leves.

La madrugada del 2 de noviembre, Dolores López Guzmán dirigente estatal del partido político Podemos, perdió la vida, aunque no confirmaron si su deceso fue por Covid-19.

En diciembre de 2020 y enero de este año perdieron la vida Hugo Pérez de León y Héctor Pérez Olguín, suplente y regidor de Tlahuelilpan, respectivamente, sumándose también el deceso de Héctor Olvera Tolentino, regidor de Tlanchinol, y la muerte de la alcaldesa de Tasquillo María de Jesús Chávez.

En febrero perdió la vida la presidenta de Villa de Tezontepec emanada del PRI, Patricia González Valencia, y Andrea Sánchez Salinas, regidora de Tecozautla; durante marzo también fue informado el fallecimiento del regidor de Tulancingo Vicente León Moreno.

Establece INE protocolos sanitarios para elecciones 2021

El pasado 25 de marzo el Instituto Nacional Electoral (INE) emitió las recomendaciones que deberán seguir los actores políticos para las próximas campañas electorales en todo el país,las cuales son replicadas de los procesos electorales de Hidalgo y Coahuila en 2020. 

En entrevista, el consejero electoral de la Junta Local del INE en Hidalgo, Alfredo Alcalá Montaño, recordó que la pandemia por el Covid-19 obligó a tomar medidas sanitarias urgentes en todos los ámbitos, sin embargo, todavía es necesario fortalecerlas en materia electoral.

INE Hidalgo/ Foto: Carlos Sevilla

Precisó la necesidad de respetar las recomendaciones sanitarias para garantizar el cuidado de la salud y a su vez la rotación de las autoridades gubernamentales y la democracia.

Aunque el incumplimiento a las medidas en materia de salud no conlleva posibles sanciones, sí reconoció la necesidad de establecerlas dentro del marco normativo para futuros procesos, así como adaptarse al uso de herramientas digitales.

Puedes leer: PRI revisará si se incumple con postulación de Tepeapulco antes de sustituir la fórmula

Las recomendaciones

Los candidatos y candidatas que participen en el proceso de campañas a partir del 4 de abril deberán atender las siguientes recomendaciones para evitar contagios:

• Priorizar los eventos y reuniones virtuales sobre las presenciales: En caso de los presenciales se deben aplicar todas las medidas sanitarias como el uso del cubrebocas, desinfección constante de manos y número reducido de asistentes.

• En actos de campaña en espacios abiertos deberán atender lo siguiente: Para actos de campaña en espacios abiertos se sugiere la implementación de una entrevista realizada por personal capacitado, horarios escalonados de acceso y permanencia para evitar aglomeraciones y el consumo de alimentos con la finalidad de reducir los riesgos.

• Los actos de campaña en espacios cerrados deberán hacerse de la siguiente forma: Se sugiere verificar que la ventilación del lugar sea adecuada y mantener las ventanas y puertas abiertas; en tanto que para aquellos que impliquen desplazamiento continuo se hagan en espacios al aire libre o ventilados.

• Debates en medios digitales: Deberá propiciarse la celebración de debates a través de medios digitales o presenciales: sin aforo considerando en todo momento los factores de riesgo que se puedan derivar por la pandemia.

Candidatos que olvidaron recomendaciones 

Las medidas sanitarias elementales en los cierres de campaña y las celebraciones por el triunfo en las pasadas elecciones de ayuntamientos fueron olvidadas por varios candidatos en todo el estado, pues organizaron eventos masivos aun y cuando la recomendación del IEEH era de un máximo de 50 personas.

Tal fue el caso del actual presidente de Pachuca, Sergio Baños, pues para su cierre de campaña convocó a una asistencia masiva de 24 horas seguidas y participó en un festejo organizado en la sede de su partido, el Revolucionario Institucional, donde se reunieron alcaldes electos y militantes.

Otros casos de cierres masivos ocurrieron en Huejutla con el actual edil, Daniel Andrade Zurutuza; en Tulancingo, con el ahora presidente Jorge Márquez Alvarado, y su entonces contendiente Damián Sosa Castelán.

Tula no fue la excepción, ya que los candidatos Octavio Magaña, del Partido Verde; Alejandro Álvarez Cerón, del PRI; Ricardo Baptista, de Morena, y Ciro Reyes, del PT, generaron concentraciones masivas.

INE, IEEH y TEEH presentaron brotes de Covid en personal 

Desde el inicio de la pandemia en México y unos días previo a las elecciones, el consejero presidente de la Junta Local del INE en Hidalgo, José Luis Ashane Bulos, reportó entre el personal un fallecimiento y por lo menos 23 casos de trabajadores contagiados por coronavirus.

A principios del mes de noviembre, el Tribunal Estatal Electoral de Hidalgo (TEEH) registró un brote de Covid entre el personal, resultando positivos la entonces presidenta María Luisa Oviedo Quezada, el magistrado Manuel Alberto Cruz Martínez, así como siete trabajadores más.

Lo anterior, ocurrió debido al manejo de papeles y memorias USB para atender el trabajo del Tribunal, especialmente los procedimientos derivados del proceso electoral de ayuntamientos.

Un mes después, el IEEH reportó un brote entre el personal durante la etapa de preparación para el presente proceso electoral, sumando un total de 23 contagios tanto sintomáticos como asintomáticos, por lo que optaron por regresar a las actividades a distancia.

Proceso Electoral/Foto: Carlos Sevilla

Se vulneró la figura de candidatos independientes 

Las autoridades electorales vulneraron la figura de los candidatos independientes al no garantizar el derecho político de los aspirantes para poder participar en este proceso electoral 2020-2021, pues no analizaron de fondo el proceso para recopilar firmas en un contexto de pandemia sanitaria.

Así lo consideró Francisco Rodrigo Navarrete Hernández, quien se registró como aspirante por el distrito 12 de Pachuca, y aunque logró el 58.88 por ciento del apoyo ciudadano requerido, fue el único de los cuatro interesados que registró el mayor avance.

Consideró que en estas elecciones no hubo un “piso parejo” para esta figura y lamentó que algunos de los argumentos fueran “que nosotros ya conocíamos las condiciones y ya sabíamos a qué nos ateníamos”.

Reconoció la dificultad de lograr el apoyo ciudadano, pues se enfrentaron al temor de los contagios, la falta de acceso a internet en algunas colonias y las complicaciones en la aplicación del INE para registrar las firmas, “porque, por ejemplo, una firma de una persona de la tercera edad no cabe en el teléfono y no sale igual a la credencial de elector”, expresó.

Navarrete Hernández logró un total de mil 962 apoyos de 3 mil 534 requeridos, es decir, logró un avance del 58.88 por ciento; sin embargo, el resto de los aspirantes a candidatos lograron menos del 10 por ciento.

Llamó a las autoridades a privilegiar el derecho humano a ser votado para futuros procesos y dejar de interpretar la ley textualmente en contextos extraordinarios pues se pueden afectar oportunidades políticas como en su caso, “porque solo iba a ser una opción más, con ello no me daban una campaña ganada, únicamente me daban la oportunidad”.

Abstencionismo alcanzó a 46.3 por ciento de electores 

El nivel de abstencionismo de los electores durante las pasadas elecciones alcanzó un 46.2 por ciento, es decir que la participación fue de 53.8 por ciento que corresponde a un millón 176 mil 312 votos, de un listado nominal de 2 millones 186 mil 338.

Socorro Ávila

Reportera por amor, disfruto de aprender cosas nuevas diariamente, amante de los animales, la naturaleza, la escritura y la lectura.