Municipalismo

Uno de los mayores retos que enfrentaran los nuevos gobiernos municipales, radica en la innovación, más allá de los temas triviales que a menudo se escuchan en las mesas de análisis. los gobiernos electos tienen una tarea complicada y pareciera que no cuentan con la capacidad de transitar de la agenda de campaña a la agenda de gobierno, la mayoría de ellos apenas conciben que resultaron triunfantes, otros ya se encuentran en la instalación del Comité de Administración Municipal, y algunos pocos ya están gobernando, al menos así parece ser desde las publicaciones en sus cuentas de Facebook, donde se cumple la máxima “Comunicar es Gobernar”.

Sin embargo a partir del 15 de diciembre podremos constatar cual es el proyecto y ruta que llevaran los 84 munícipes, podremos observar el clásico Gobernante “Constructor” que pareciera ser dueño de la Dirección de obras públicas, o el “Gestor” que puedes encontrarlo en todas las dependencias de gobierno con folder en la mano, también seremos testigos de quienes entrando el nuevo año, renunciaran a la responsabilidad para buscar alguna nominación en la renovación del congreso local y federal, confirmando así el nulo interés por sus demarcaciones y toda promesa de campaña, demostrando lo infame y mezquinos que son en la búsqueda por el poder.

Cada cambio de administración resulta ser una oportunidad para replantear el servicio público y atender las demandas de la sociedad, o al menos esa es la narrativa de quienes llegan a estos cargos, muchos de ellos parecieran que ya viven ahí literalmente, el detalle es que la administración pública se convierte en un botín familiar y en un círculo vicioso, como se referencia en la fábula política de Thomas C. Douglas, “Tierra de Ratones”.

Por otro lado, sería interesante conocer quién de los nuevos líderes destaca por su sapiencia, y acciones para tomar la iniciativa de innovar desde la administración municipal, un tema singular y de gran demanda es brindar un servicio de “salud mental” si bien es cierto que el tema de “Salud” corresponde a la federación, resultaría habilidoso “Crear” esta nueva área, para ello se tendría que diseñar, proponer y votar dentro de la asamblea municipal, bajo los procesos correspondientes.

Esta nueva secretaría o dirección brindaría específicamente servicio psicológico de primer nivel, atendiendo a la población en general, construiría una dinámica de coordinación con el Sistema DIF, Instancia de la Mujer, Instancia de la Juventud, la UBR, entre otras áreas que comúnmente presentan este servicio con un par de empleados, y que evidentemente no cubre las expectativas.

Las condiciones globales y la misma pandemia vinieron a demostrar lo carente que es el sistema de salud, por ello el “municipalismo” resulta ser un área de oportunidad para retomar la construcción del tejido social, atender el problema de las adicciones, combatir el aumento del consumo de drogas gruesas, canalizar la violencia de género, reflexionar sobre la xenofobia.

Es urgente atender el estrés y la angustia social, para prevenir situaciones de riesgo que ponen en peligro a familias completas,  claro que es una tarea titánica, imaginen somos más de 3 millones de hidalguenses y en el estado solo contamos con un hospital psiquiátrico que es considerado un hospital de tercer nivel, por ello lo complicado de obtener una cita de este servicio, aunado a la distancia y saturación del mismo, ¿no creen que sería funcional crear este servicio en las nuevas administraciones?, podríamos a la  par generar bioestadística, e identificar focos rojos en la sociedad, y si fuéramos visionarios propondríamos una reforma a la ley general de salud para completar el círculo virtuoso.

Hugo Martínez

Licenciado en Psicología por la UAEH, cuenta con formación en la FCPyS, así como del ISS de la UNAM, de igual forma por UAM.