SociedadZona Metropolitana

Ni la Santa Muerte escapa de la letalidad del Covid

La salud, lo que más le piden en sus oraciones

Limpias, veladoras y rituales para la salud son los servicios más solicitados en el Mercado Sonorita que a casi once meses de pandemia también experimenta los estragos por el Covid 19.

Tal es la intensidad de la crisis, que están a punto de solicitar apoyo de sus seguidores para continuar subsistiendo.

Ubicado en la Calle 8 de la colonia Plutarco Elías Calles, los fieles se reúnen para solicitar los favores a la Niña Blanca o Santa Muerte que desde hace 24 años se ubica en este lugar, construido para la veneración y el culto.

Foto: Carlos Sevilla.

Le piden salud a la Santa Muerte

A diferencia de otros años, durante los últimos meses los favores solicitados se centraron en salud, informó Guillermo Martín Jiménez, encargado de santuario y del mercado.

En entrevista explicó, que si bien la afluencia de fieles bajó en más de un 50 por ciento, quienes asisten son personas que acuden a prender veladoras para pedir por la salud de familiares e incluso rituales para protegerse.

Pandemia cambió dinámica del santuario

Con más de 26 mil 450 contagios confirmados de Covid 19 y 4 mil 270 fallecimientos en Hidalgo, confirmó que la pandemia cambió la dinámica del santuario y del mercado.

En 2020, además de la baja asistencia, las autoridades no permitieron que se llevara a cabo el aniversario en noviembre, ni la caminata anual para la veneración.

A casi once meses de que iniciara el primer periodo de confinamiento y en medio del segundo, el encargado expresó que los gastos que se generan están creciendo y los apoyos son mínimos.

“El santuario se mantiene de las aportaciones de la gente que viene. De ahí se paga la luz, el agua y los servicios, pero como bajaron mucho, estamos a punto de pedirles que nos apoyen para sostenerlo”

Guillermo Martín Jiménez, responsable del santuario.

Y anticipó que de seguir el confinamiento por la pandemia en marzo, se verán obligados a “pedir directamente a los creyentes de la Santísima muerte algún tipo de aportaciones o donaciones”, porque la condición es compleja.

Para Guillermo Martín Jiménez, el crecimiento de los fieles a este culto creció durante los últimos años y en 2017 se vio un punto mayor, pues en promedio recibieron hasta 300 personas en fines de semana que acudían a cultivar su credo.

A unos pasos en la misma colonia en la iglesia Pentecostés Independiente, este domingo también con sana distancia se oraba por la finalización de la pandemia.

Te puede interesar: Clausuran bar clandestino en Plaza del Valle

Publicaciones relacionadas