Olvidan pandemia en Central de Abastos de Pachuca

Con alta afluencia de personas lució la Central de Abastos de Pachuca en plena pandemia sanitaria durante el sábado 30 de octubre debido a la adquisición de artículos y alimentos necesarios para la elaboración de los tradicionales altares para el Día de Muertos.

Desde las primeras horas y a lo largo de todo el día comenzaron a llegar los clientes, algunos incluso acompañados de familias completas para comprar las flores de cempasúchil, hoja de tamal, la naranja, mandarina o la caña de azúcar, así como las calaveritas de dulce.

Sin embargo, el incremento de personas en la Central no permitió que dentro de los pasillos las personas que hacían sus respectivas compras pudieran guardar la sana distancia y entre todos, se pudo notar algunas personas sin cubrebocas o mal colocado.

Puedes leer: Pachuca anuncia medidas sanitarias para ingresar al Panteón Municipal

Además, en las instalaciones ya fueron retirados los arcos sanitizantes que anteriormente estaban ubicados en los principales accesos, tampoco había personas repartiendo gel antibacterial o vigilando el cumplimiento de las medidas sanitarias.

Aunado a ello, la zona también ubicada frente a la Central de Autobuses también registró un incremento en la movilidad debido a la entrada y salida de personas, lo que provocó tránsito lento en la zona, especialmente durante el mediodía.

Puedes leer: Ayuntamiento heredó 130 mil pesos para parques y jardines

Fin de semana largo incrementa aforo de vehículos

El fin de semana largo por la celebración del Día de Muertos originó la llegada de visitantes al Estado, incrementando el aforo de vehículos sobre la carretera México-Pachuca desde Matilde hasta Villas de Pachuca, especialmente después del medio día.

Sobre la vialidad pudieron notarse la llegada de autos particulares con placas del Estado de México y Querétaro.

Mostrar más

Socorro Ávila

Reportera por amor, disfruto de aprender cosas nuevas diariamente, amante de los animales, la naturaleza, la escritura y la lectura.