Opinión

Pablo Vargas y la Resistencia Civil Pacífica

Agujeros Negros

Fue en 2006 cuando el candidato presidencial del Partido de la Revolución Democrática (PRD), Andrés Manuel López Obrador, tras perder, acuñó el nombre para darle forma a la protesta en contra de lo que calificó de un gran fraude. De paso llamó espurio al ganador, pero el objetivo principal no lo consiguió, que era impedir que Felipe de Jesús Calderón Hinojosa tomará posesión como Presidente de la República.

Este concepto surgido del perredismo ahora lo trata de revivir y aplicar en Hidalgo el candidato a presidente municipal de Pachuca por el Movimiento de Regeneración Nacional (Morena), Pablo Elías Vargas González, que acusa un gran fraude electoral en las elecciones municipales donde incluye como partícipes al Instituto Estatal Electoral del Estado de Hidalgo (IEEH) y al Tribunal Estatal Electoral de Hidalgo (TEEH).

Pero las condiciones son diferentes. López Obrador rodeado de las verdaderas izquierdas del país enfrentó al gobierno panista de Vicente Fox. Era oposición. Esta vez, el gobierno de Omar Fayad Meneses es el opositor al régimen federal y Morena el partido del presidente y, lo más extraño es que no hubo pronunciamiento sobre un gran fraude por el ex dirigente Alfonso Ramírez Cuéllar ni por el actual presidente Mario Delgado Carrillo.

Ahora Vargas González dice construir un gran movimiento. Con muchos riesgos recorre el estado y enfrenta a clanes y personajes internos con influencia regional que no se dejarán arrebatar su capital político y su autoridad moral puede verse afectada si la Sala Regional Toluca del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) ratifica el fallo del tribunal estatal, porque no habrá pruebas del fraude que asegura existe.

Apenas empiezan sus recorridos y al interior de Morena ya le cuestionan con la interrogante de quién le está financiando su movimiento. Acusan que su propósito es buscar otra candidatura a cargo de elección popular, lo que no tardará mucho en comprobarse o desecharse; por lo pronto está generando más adversarios adentro de Morena que al exterior.

Publicaciones relacionadas