Archivo

Pandemia provocó mayor abandono de mascotas: rescatista

La rescatista independiente en Tulancingo, Arleth Villegas, comentó que desde que inició la pandemia de Covid 19 se observa un mayor número de perros en el abandono.

“Desde marzo, vemos que la sobrepoblación ya es muy notoria, y abandonan muchos perros, es imposible hacerme cargo de todos ellos, no es que me dé la vuelta pero los ingresos a veces no alcanzan”, expresó.

Precisó que uno de los motivos es la crisis económica, los dueños echan a la calle a los perros en lugar de buscarles otro hogar, o bien aquellas personas enfermas de coronavirus que ya no pueden atender a la mascota.

La responsable del Refugio Villegas, que resguarda a 59 perros, señaló en entrevista que “ahora es mucho más difícil, la gente ya no quiere adoptar, los perritos se quedan a la deriva, pero qué puede hacer uno, seguir luchando por ellos”.

Por lo que pese al confinamiento por el Covid 19 y la disminución de recursos económicos que también afecta a los animalistas, el refugio no ha suspendido el rescate o las adopciones, y exhorta a la tenencia responsable.

“Pase lo que pase no abandonen a su mascota, realmente ellos son parte de la familia, y cuando lo adquieren es una responsabilidad, donde comen cinco comen seis, aquí con la pandemia tenemos que salir porque los perros comen, no es una excusa de no poder tenerlo por la pandemia”.

expresó la rescatista.

Atención a perros sin hogar, una labor incansable

Como rescatista Arleth Villegas no se da abasto, “es un bulto de alimento que me llevo diario, sin contar las vacunas, la desparasitación o cuando se enferman llevarlos al veterinario y comprar la medicina que necesiten”.

Ella vende cosas usadas en línea que recibe de las aportaciones de la gente para comprar las necesidades de los perros “pero esto es incansable, a veces quisiera tirar la toalla pero no, al otro día sigo”.

Y agregó “tengo varios veterinarios que me dan precio, la verdad también ellos me apoyan mucho”.

“Es difícil esto, a veces te atacan en las redes sociales, hay personas que se dedican, según a cuidar perros, pero a lo mejor nada más es pura moda. Si Arleth tiene 60, la otra persona quiere tener 70”.

Aclaró que ser rescatista no es una competencia, “se trata de ver por el bienestar de los perritos, porque ese es el punto, que estén bien”.

Avanza construcción del refugio temporal

Arleth es rescatista de perros desde que llegó el primero a su vida y nunca más pudo dejar de cuidarlos. “Más de treinta años, era una adolescente, de niña siempre tuve perros, en mi casa siempre había 10 o 15, hasta que por los 22 me decidí a buscar terrenos, conozco todo Tulancingo”, relató.

Refugio Villegas rentaba un espacio, hasta que recibió la donación de un terreno, en el cual se están construyendo más separadores para que los perros tengan una mejor estancia.

“A través del tiempo la gente va conociendo más mi labor, sobre todo que es verídico, no hay lucro, todo el peso que cae para el refugio es destinado para el refugio”, aseguró la rescatista.

“Como puedo tener hoy 50 perros, mañana puedo tener 60, el terreno no es muy grande, tampoco puedo tener 300. En el refugio no se trata de acumular, es casa de tránsito porque tienen que ir saliendo”.

Sin embargo, explicó Arleth, hay perros que tienen menos posibilidades de encontrar un hogar, incluso, porque son de color negro, y la edad también es un factor en cuanto a las adopciones.

“Hay perritos que ya se van a quedar en el refugio porque la gente no los quiere, los sataniza porque no son de raza. Tengo muchos perritos con discapacidad o ya tienen edad avanzada y que ya nadie los quiere, pero ni modo, ellos se tienen que quedar ahí”.

La adopción responsable, una oportunidad

Con medidas sanitarias, uso de cubrebocas, gel, y evitar aglomeración de personas, Refugio Villegas continua dando perros en adopción los todos los sábados, en el Jardín La Floresta en Tulancingo.

Los requisitos son copia de la credencial del INE, comprobante de domicilio, firmar hoja compromiso y una donación de croquetas para cachorro para los perritos que hay en el refugio.

Pero esta es una labor que va más allá de mostrar a los perros para encontrarles un hogar, existe un seguimiento para verificar que están en buenas manos. “Hago una visita, pero calculando les doy un mes de avance, a veces no es necesario porque la misma gente te va mandando videos, fotos”.

“Se siente cuando son buenos adoptantes, pero a pesar de eso le doy el beneficio de la duda porque tengo sus papeles, por eso no doy fuera de aquí de Tulancingo, solo los alrededores donde puedo acudir a checar”.

Mencionó que a lo largo de su labor, se han registrado dos o tres casos de maltrato animal por parte de los adoptantes. “Los dejan y no me avisan, por eso les pido que si se enferman, ya no los quieren o te vas a cambiar de casa, regrésamelo, pero no me lo eches a la calle”.

Urgen más esterilizaciones

Para Arleth Villegas la población de perros callejeros aumenta cada día más y la mejor forma para evitarlo es a través de la esterilización.

“Me parece que no hay insumos para las esterilizaciones, dan 15 y eso no sirve de nada. Si esterilizas se acaba la sobrepoblación, y si ya no hubiera perros en la calle, no habría perrera y ese sueldo el gobierno lo ocuparía para otro rubro”.

Puntualizó.

Recordó la propuesta que alguna vez planteó al gobierno municipal, “que como rescatistas nos dejara esterilizar a perros de la calle, ponerles un collar para que se identifique, y no sea un arete en la oreja y digan este perro ya no se toca porque está esterilizado y vacunado”.

Sin embargo, la rescatista se dijo confiada en que la próxima administración municipal tenga más sensibilidad en el tema de los perros callejeros “Si el carro móvil tuviera esterilizaciones masivas en las colonias populares sería mejor”.

Arleth resaltó el avance que Tulancingo logró hace tres años con la publicación del reglamento para la Protección, Posesión y Control de Animales de Compañía, pero sostuvo que aún falta también mucha tenencia responsable.

Por Nathali González

Publicaciones relacionadas