Pega sequía a 70 municipios hidalguenses

Son cerca de 300 mil personas que viven y trabajan el agro que ya se ven afectados

La sequía de este año en Hidalgo ya afecta a productores y campesinos de 70 municipios de la entidad que siembran tierras de riego y temporal, advirtió Francisco Ortega Sánchez, coordinador general del Consejo Agrario Permanente (CAP) en la entidad.

En entrevista con La Jornada Hidalgo, el dirigente local destacó que el impacto de la sequía ya es perceptible en los municipios hidalguenses con tierras de temporal, luego de que aún no han iniciado el ciclo de producción agrícola en el campo porque están esperando las primeras lluvias para poder hacerlo.

“Está preparada la tierra pero no hay la suficiente humedad para la siembra de temporal; mientras que en las de riego hay disminución de volúmenes de agua y en consecuencia se están tratando de mantener los cultivos, pero la condición es lamentable”, dijo el también líder estatal de la Unidad de la Fuerza Indígena y Campesina  (UFIC).

Puedes leer: Campo local podría colapsar ante a una segunda sequía sin apoyo gubernamental: UNTA

Ortega estimó que son cerca de 300 mil personas que viven y trabajan el agro que ya se ven afectados por la sequía que por segundo año se registra en la entidad.

De acuerdo con datos de la Comisión Nacional del Agua (Conagua) los municipios que enfrentan la sequía desde al menos seis meses atrás son: Chapulhuacán, Huejutla de Reyes, Jaltocán, Lolotla, La Misión, San Felipe Orizatlán, Pisaflores, Tepehuacán de Guerrero, y Tlanchinol. Se trata de  demarcaciones territoriales que tienen niveles de sequía severa (D2).

Mientras que en municipios como Ajacuba, Alfayajucán, Almoloya, Atitalaquia, Atotonilco de Tula, Altlapexco, Calnali, Chapantongo, Chilcuautla, Huazalingo, Huichapan, Ixmiquilpan, Jacala de Ledezma, Mixquiahuala de Juárez, Molango de Escamilla, Nopala, Pacula, Progreso de Obregón, San Salvador, Tasquillo, Tecozautla, Tepeji del Río, Tepetitlán, Tepepango, Tezontepec de Aldama, Tlahuelilpan, Tlaxcoapan, Tlahuiltepa, Tula de Allende y Zimapán desde febrero cambiaron de sequía moderada a severa, previo al inicio de ciclo agrícola.

Mientras que Francisco I. Madero, apenas en marzo, cambió su nivel (a 2) y otros 26 ayuntamientos se encuentran detectados en sequía moderada por la falta de lluvias. En tanto, el resto se mantienen con clima anormalmente seco que ha generado estragos en el campo y la carencia del vital líquido también para el consumo humano.

Ante la solicitud del Consejo Agrario Permanente (CAP) que agrupa a organizaciones agrarias, campesinas (con y sin tierra), así como a la población indígena, se destacó que la condición de la pandemia, aunada a la sequía, han generado que el campo se encuentre en una situación complicada, ante la cual el Gobierno de Hidalgo no ha dado respuesta por lo que las organizaciones ya consideran acciones más radicales como manifestaciones y bloqueos.

Puedes leer: En el segundo año de sequía, nivel de las presas al 46% en promedio

De acuerdo con el líder del CAP, apenas el viernes  platicó con el subsecretario de Gobierno, pero lamentablemente no se han abierto más que dos ventanillas para ingresar solicitudes de apoyo a los programas enfocados al sector.

 Además de que hasta el momento las mesas de trabajo con el gobierno estatal están prácticamente paradas, pues a pesar de tener reuniones no hay avances en la apertura de programas.