Archivo

Personal médico ya está cansado tras ocho meses de pandemia

Es una realidad que médicos, enfermeras y personal que atiende a pacientes con Covid 19 ya están cansados, pues han transcurrido ocho meses de pandemia, y aún falta la época invernal y las celebraciones decembrinas”, reconoció el médico Roque Licona Meníndez, quien indicó que estas dos últimas condicionantes generarán más contagios si las personas no mantienen las medidas sanitarias de manera exhaustiva.

El director médico del Hospital Español de Pachuca (Beneficencia Española) informó que las solicitudes de atención hospitalaria por enfermos con coronavirus incrementó a principios de noviembre, motivo por el cual, se vieron en la necesidad de abrir una unidad especial, y así también evitar infecciones cruzadas.

“Tras el paso de las campañas electorales, Día de Muertos y El Buen Fin la demanda aumentó. En las últimas 72 horas, no hemos realizado nuevos ingresos por falta de espacio”, explicó el médico.

Si bien el hospital privado que encabeza en su área médica, fue de los primeros en capacitar a su personal en atención Covid 19, reconoció que los doctores, enfermeras y personal de apoyo realmente enfrenta jornadas difíciles de trabajo porque no pueden tomar agua, ir al baño y comer durante las horas de atención a pacientes, además del calor producido por los propios equipos de protección que no pueden quitarse.

«Para nosotros son unos héroes porque hay personal que aguanta las ocho horas de trabajo continuo, y en el caso de las enfermeras y enfermeros la exigencia es mayor por el tiempo que pasan atendiendo a los pacientes».

Roque Licona Meníndez, médico.

Con 11 camas disponibles con ventilador, el Hospital Español es uno de los tres privados que recibe personas con virus SARS CoV 2 en Pachuca. Sin embargo, no firmó convenio con el gobierno federal para ofrecer atención a enfermos del sector público y únicamente atienden a pacientes de aseguradoras o bien que llegan por sus propios medios.

En entrevista Licona Meníndez alertó que la curva epidemiológica de contagios no ha bajado, y que un punto a destacar son las personas asintomáticas que se estima son alrededor de un 20 por ciento de los enfermos.

De ahí que insistió en que toda la época invernal será difícil porque los contagios pueden incrementar, además de que se acerca la temporada de Navidad y las personas salen a festejar.

«No se dan cuenta que la enfermedad es muy dura por el aislamiento del paciente, el hecho de que pueden estar intubados y boca abajo por días. Además de que es caro el tratamiento por la cantidad de oxígeno que un cuerpo demanda», reflexionó.

Publicaciones relacionadas