Caen policías de Tulum acusados de feminicidio

La Fiscalía General del Estado de Quintana Roo trasladó a Centros de Retención a los cuatro policías municipales de Tulum acusados del feminicio de una mujer salvadoreña.

Por la mañana informó que los elementos son señalados por el fallecimiento de Victoria Salazar, de 36 años, quien fue sometida por uno de los agentes con la rodilla al cuello, aún cuando ya estaba esposada.

«Por lo tanto, esta madrugada, el fiscal del Ministerio Público que conoce del caso, ejerció la acción penal en contra de los cuatro policías municipales -una mujer y tres hombres– por su probable participación en hechos señalados por la ley como feminicidio y en las próximas horas serán ingresados al centro de detención correspondiente y a disposición de un juez de control», dijo la Fiscalía en un comunicado.

Puedes leer: Policías de Tulum someten a mujer y muere; Fiscalía investiga caso

Necropsia revela que a la mujer le rompieron el cuello

De acuerdo con el Servicio Médico Forense de la FGE, la técnica policial fue utilizada de manera desproporcionada sobre la víctima lo que causó una fractura en la parte superior de la columna vertebral producida por la ruptura de la primera y segunda vértebra, lo que causó su fallecimiento.

«La técnica policial de control corporal aplicada y el nivel de fuerza utilizado, se realizó de manera desproporcionada, inmoderada y con un alto riesgo para la vida, ya que no fue acorde con la resistencia de la víctima lo que ocasionó una desaceleración con rotación del cuello, violándose con ello lo establecido en la Ley Nacional sobre el uso de la fuerza», aseguró la dependencia.

Los hechos ocurrieron el sábado en Tulum. En imágenes y videos, se observa cómo los tres elementos de la Policía Municipal miran a su compañera presionar con su rodilla a la mujer, quien estaba boca abajo y gritaba por su liberación, todo en presencia de habitantes de la Colonia Tumben Kah.

Puedes leer: Denuncian penalmente a López Gatell, exigen 3 años de cárcel

El Instituto Nacional de Migración (INM) informó que Salazar Arriaza era residente en el país desde hace poco más de tres años.

«Se informa que, de acuerdo con el registro de la autoridad migratoria, se autorizó su estancia en territorio nacional como residente permanente por razones humanitarias al haber obtenido el reconocimiento de la condición de refugiado, con el número de documento 11598479 expedido desde 6 de marzo de 2018 por la Subdelegación Federal de Chiapas del INM», afirmó.

El INM lamentó el homicidio y aseguró que está en contacto con todas las autoridades para, de ser requerido, apoyar en los procedimientos que estén dentro de su competencia.