¿Por qué en la era digital olvidamos más rápido?

In principio erat Verbum

“Vivimos en una sociedad profundamente dependiente de la ciencia y la tecnología y en la que nadie sabe nada de estos temas. Ello constituye una fórmula segura para el desastre.”

Carl Sagan

Durante varios años, la memoria ha sido una de las capacidades de los seres humanos que más ha despertado el interés; científicos, psicólogos y médicos, se han enfocado en analizar la manera en la que funciona, pero, además actualmente el marketing, la publicidad y las diversas ramas dedicas a las ventas han virado hacia su investigación para conocer las preferencias de los compradores y así focalizar y segmentar su atención.

Pero, ¿cómo es que memorizamos y recordamos algunos datos y hechos y otros no? la respuesta a esta pregunta aún es complicada, ya que la retención de información se debe a diversos procesos entre los que se cuentan las asociaciones inconscientes, las sensaciones, las impresiones y las experiencias, entre otros; por lo que incluso frente a los diversos estudios realizados por la neurociencia aún quedan mucho aprendizaje pendiente.

Sorprendentemente, y contrario a lo que podría pensarse, esta era cada vez más tecnológica y digital ha comenzado a afectar la manera en la que administramos la información en el cerebro, al menos cuando se trata de recordar eventos y fechas, ya que de acuerdo a un estudio realizado a 6 mil personas de 16 años o más por Kaspersky Lab, se reveló que el 40% de jóvenes de entre 16 y 34 años de edad, y el 40 % de las personas entre 35 y 44 años, admitió que no recuerdan muchos números ya que en su teléfono cuentan con todo lo que necesitan saber o recordar.

Sin embargo, además de que los dispositivos como lap tops, iPads o celulares se han convertido en los espacios donde guardamos detalles significativos como fotografías, números de celulares y citas, también se han convertido de alguna manera en una extensión cerebral, exonerando de una u otra forma a la mente de recordar detalles importantes. El análisis antes mencionado también afirmó que cuando las personas son enfrentadas con una pregunta, el 36% de las personas se dirige inmediatamente a buscar en línea, antes de intentar siquiera recordar la respuesta.

Al fenómeno de prescindir información confiando en app’s o en el celular se le ha conocido como Amnesia Digital, pero aunado a éste también se ha desarrollado ampliamente el Efecto Google el cual es la tendencia a olvidar lo que se puede encontrar fácilmente utilizando los motores de búsqueda, lo que de alguna manera ha contribuido a que la memoria se debilite progresivamente.

Hasta hace unas décadas los usuarios de internet eran pocos, sin embargo, hasta 2019 en datos del estudio Movilidad en el Usuario de Internet Mexicano publicado por la Asociación de Internet de México nuestro país alcanzaba una penetración del 71% en la población mayor de 6 años, pasando sorprendentemente, entre 8 y 9 horas al día navegando en internet, ¿cómo podría afectarnos esto? A pesar de lo que podríamos creer la era digital ha comenzado a presentar un lado obscuro, una cara que genera cada vez más falta de concentración, una memoria que no se esfuerza en recordar lo aprendido, y un constante miedo a ser excluidos.

Esta nueva concepción de la realidad está modificando la forma en la que nos relacionamos, se adquiere información y se aprende, por lo que es necesario replantearnos la enseñanza, pasar más tiempo en conversaciones personales y leyendo, pero sobre todo el tiempo que pasamos en el mundo digital.

*Analista en temas de Seguridad, Justicia, Política y Educación.