Opinión

Predicando con el ejemplo

Letras Minadas

En calidad de urgente, el gobernador Omar Fayad Meneses se reunió este fin de semana con ocho presidentes municipales cuyas regiones son puerta de entrada y salida con otras entidades, algunas declaradas en semáforo rojo por el gobierno federal, como el Estado de México y Ciudad de México.

En el cónclave se anunció la regionalización de la estrategia para continuar con el control de movilidad y reducir el número de contagios por Covid 19, que sigue cobrando vidas y provocando hospitalizaciones, lo que tiene contra la pared al sistema de salud pública de nuestro país, porque en algunos estados se reporta la saturación y colapso de la red hospitalaria.

Pero la estrategia del gobierno de Hidalgo parece contrastar con el mensaje que días antes, -los alcaldes presentes en aquella reunión- enviaron a la ciudadanía, al organizar multitudinarios eventos de toma de protesta, como si se tratara de un concurso de popularidad, para saber quién tenía más poder de convocatoria.

De acuerdo con cifras de la Secretaría de Salud, los municipios convocados a la reunión a palacio de gobierno como Pachuca, Mineral de la Reforma, Tulancingo, Tula de Allende, Villa de Tezontepec, Tizayuca, Mineral del Monte y Apan, concentran el 63 por ciento de los casos activos, es decir, 699 de los 1,110 casos totales. En estas regiones también se han presentado el 41 por ciento de las defunciones totales en territorio hidalguense, (1,275 de las 3,064) y 11,159 casos acumulados de los 21,101 reportados, es decir, más de la mitad de los casos.

El pasado 30 de noviembre en conferencia de prensa, el director general de la ONU, Tedros Adhanom, se refirió a la apatía mostrada por las autoridades del gobierno mexicano frente a la pandemia, por ello, sin dudarlo dijo que la situación en México es “mala y preocupante”, y pidió a las autoridades mexicanas tomar con seriedad el tema.

Algunas autoridades tomaron en cuenta la recomendación, otras, como reza el dicho, les entró por un oído, les salió por el otro y exhiben su poca seriedad frente a la pandemia. Por ello, no sorprende que la ciudadanía reciba el mensaje y tampoco se lo tome en serio, para muestra lo que pasó en Hidalgo recientemente: alcaldes cual cumpleañeros realizando eventos multitudinarios para presentarse en sociedad, o aquellos que apenas llegaron y permitieron la celebración de bailes y posadas masivas principalmente Pachuca y Mineral de la Reforma.

De nada sirve acudir a una reunión con el mandatario de tu estado solo para sacarte una foto y presumir que estás muy preocupado por la pandemia, si por el otro lado ignoras a la Secretaría de Salud cuando en tu calidad de alcalde te invitan a formar parte del comité de sanidad para fortalecer las estrategias contra el Covid 19, desplante que han hecho la mayoría de presidentes municipales.

No esperen que la gente se quede en casa y siga las recomendaciones sanitarias, si los que deben poner el ejemplo no lo hacen. La ciudadanía merece gobernantes a la altura de las circunstancias, experimentados, congruentes y con ganas de poner el ejemplo, de lo contrario, con qué cara le pueden pedir lo mismo a sus gobernados.

Publicaciones relacionadas