Opinión

PRELUDIO DE LA CONTIENDA POR EL SB-LV ENTRE JEFES Y BUCANEROS

Epopeyas...

Twitter: @arturohenkel

En alguna de las ediciones previas de su columna de confianza ‘Epopeyas… de hidalgos, heroínas y otras gestas deportivas’, hablando del deporte de las tacleadas, hacíamos la analogía entre las legiones de los ejércitos de la antigua Roma y un equipo de futbol americano, por ser una de las prácticas atléticas que más jugadores intervienen a lo largo de una contienda en el campo de batalla, pero también por la compleja estrategia que requiere su ejecución, por lo que comparábamos la labor de un entrenador en jefe con la de los generales de estos ejércitos.

Sin embargo, hay un mando medio que es el encargado de dirigir las tropas en una ofensiva militar: el mariscal de campo, quien tiene la facultad de tomar decisiones de manera más inmediata dentro de la contienda, y nunca una posición dentro del argot de este deporte ha estado mejor representada que por los protagonistas del Supertazón LV del que seremos testigos esta tarde cuando se enfrenten en el Raymond James Stadium del Tampa, Florida.

Sugerimos: Habrá recargas de oxígeno medicinal en Mineral de la Reforma

Por un lado, el máximo ganador de anillos de Super Bowl y considerado por muchos el mejor quarterback de la historia: Tom Brady, quien a sus 43 años llega al gran partido comandando a los Bucaneros de Tampa Bay, equipo con el que comenzó a jugar en esta temporada, luego de poco más de 20 años de hacerlo para los Patriotas de Nueva Inglaterra, con los que logró romper con una serie de muy malos años para la franquicia para revertirlos en 20 temporadas ganadoras (una sin él en el terreno de juego por una lesión de rodilla en el 2008).

Con el de hoy, Brady ha llegado a su 10º encuentro definitivo por el trofeo Vince Lombardi. En los 9 previos lo ganó en 6 ocasiones: en el 2002 ante Carneros de San Luis (en aquel entonces), 2004 contra Panteras de Carolina, 2005 contra Águilas de Filadelfia, 2015 frente a los Halcones Marinos de Seattle, 2017 a los Halcones de Atlanta y en 2019 nuevamente frente a Carneros de Los Ángeles; y perdió en 2008 y 2012 ambas ante los Gigantes de Nueva York y en 2018 cayó en la revancha ante Filadelfia.

En la actual campaña, Brady llevó de la mano a los Bucaneros al súper domingo con una ganadora pero discreta marca de 11-5 durante la temporada regular. Sin embargo, en los partidos definitorios, el histórico quarterback siguió incrementando sus extraordinarios números en postemporada al acumular ya 33 victorias en 44 partidos disputados y llegar a 80 pases de touchdown en 18 postemporadas disputadas, tras vencer a Washington (31-23), Nueva Orleans (30-20) y a los favoritos Green Bay Packers (31-26) de Aaron Rodgers en la final de conferencia.

Recomendamos: Brady vs Mahomes, un duelo generacional en el Supertazón más atípico

En contraparte, Patrick Mahomes es el joven talento de 25 años surgido del Texas Tech. Es el mariscal de campo de los Jefes de Kansas City, actuales campeones de la NFL, que conquistaron el título en 2020 frente a los 49ers de San Francisco, y que este año fueron amplios dominadores de la liga con marca de 16 victorias por solo dos derrotas, incluidos sus triunfos de postemporada ante dos de los equipos revelación de la actual campaña: Browns de Cleeveland y los Bills de Buffalo.

En lo que respecta al historial de estos conjuntos en la disputa del trofeo Lombardi, los Bucaneros se quedaron con él en la única ocasión que se habían presentado: en la edición XXVII, al vencer 48-21 a los Raiders de Oakland, con Brad Johnson en los controles, Jun Gruden como su headcoach, y con el argentino Martín Gramática como pateador. Los Jefes han llegado en tres ocasiones previas: perdieron en el primer Super Bowl ante Green Bay en 1967, y lo han ganado en los años de 1970 por pizarra de 23-7 a los Vikingos de Minnesota comandados por Len Dawson y con Hank Stram a la cabeza, y 50 temporadas después en el mencionado duelo de hace un año frente a San Francisco.

Se espera que el duelo de esta tarde resulte muy abierto por la calidad de ambos quarterbacks pero muy reñido en el marcador final, por lo que el sólido accionar de los Chiefs bajo el mando de Andy Reed es la principal razón por la que los apostadores tienen a Kansas City como favoritos por 3 puntos sobre los Bucaneros, a pesar del factor Brady.

Y para ustedes, queridos lectores ¿Quién es su favorito para llevarse el Super Bowl LV? Y escríbanme a arturohenkel@gmail.com para decirme qué les pareció el partido.

Publicaciones relacionadas