Presa Endhó logra 92% de recuperación; el resto se mantiene con bajos niveles

Las demás presas se mantienen en bajo nivel

La presa Endhó es el receptor de agua que logró ya un 92 por ciento de capacidad por ser el vaso de captación de agua residual procedente de la Ciudad de México.

Las últimas lluvias incrementaron el nivel de las presas que surten los distritos de riego 03 Actopan y 100 de Alfajayucan, en un 50.2 por ciento.

En contraste, la Javier Rojo Gómez se ubica con un 20 por ciento de capacidad, 27.5 por ciento menos que el mes anterior; mientras que la Vicente Aguirre, conocida como Golondrinas se encuentra a 16.9 por ciento de su nivel, es decir, se mantienen prácticamente en los niveles del mes anterior que fue de 17.2 por ciento.   

Te recomendamos: Comienza recuperación de la Laguna de Meztitlán tras sequía

Ambas presas surten de agua al distrito de riego 100 de Alfayajucan.

Con base en los registros emitidos diariamente por la Comisión Nacional del Agua (Conagua), se observa que Taxhimay y Requena que son los vasos receptores que permiten el riego en el distrito 03 de Actopan se reportan con el 35 y 36.7 por ciento de capacidad respectivamente.

Luego de una extenuante sequía que a pesar de contar con un junio lluvioso no ha logrado la captación de agua deseada y se mantienen por debajo del 50 por ciento aún.

Un dato a destacar es que la presa de Zimapán registra un 35.5 por ciento de su capacidad actualmente, y apenas un mes atrás se encontraba en un 81 por ciento de su nivel, es decir, es un mes lluvioso su afluente de agua se redujo drásticamente.

Puedes leer: Municipios de la Huasteca afectados por la sequía desde tres años atrás

En promedio para Hidalgo el nivel de la presas es del 54.1 por ciento, y es decir, mejoró la captación en 6.4 por ciento, por la recepción de aguas provenientes de la Ciudad de México, pues la captación por lluvia local sólo ha mantenido los niveles.

La Conagua alerto que si bien junio registró un 20 por ciento más de lluvias en territorio estatal, en julio será más seco comparado con otros años, hasta en un 20 por ciento.