Primera mitad del 2020 extinguió 16 mil empleos en Hidalgo: Sedeco

Durante el primer semestre de 2020, la pérdida del empleo llegó a los 16 mil 500 puestos laborales en Hidalgo, reconoció Sergio Vargas Téllez, secretario de Desarrollo Económico en la entidad.

El funcionario explicó que la recuperación es de 6 mil 400 empleos formales hasta el cierre del año pasado, pero se prevé una recuperación paulatina, luego de que en agosto se reactivó la economía formal.

“Por la pandemia se perdieron los 16 mil 500 empleos, tan solo de marzo a julio, pero en ese mes se observó una recuperación, que para noviembre sumó 6 mil 500 espacios. Vamos en una franca recuperación”

Sergio Vargas Téllez, secretario de Desarrollo Económico en la entidad

En su oportunidad José Luis Romo Cruz, secretario de la Política Pública en la entidad, detalló que Hidalgo fue la segunda entidad con el menor número de cierre de empresas, luego de que las generadas durante los últimos años son negocios sólidos.

Y justificó que los empleos pérdidos eran en su mayoría eventuales.

Romo Cruz describió que las empresas únicamente bajaron la cortina, pero no quebraron. Y acotó que la meta es recuperarse en los siguientes 12 meses del año con una inyección de capital.

Durante la entrega de la primera constancia de crédito del programa Impulso Nafin-Hidalgo a Erik Arturo Ibarra, propietario de la empresa Mercado de Láminas, se destacó que este mecanismo permitirá una reactivación económica, pero sobre todo evitará la pérdida de más empleos.

En este sentido Erik Ibarra explicó que, si bien durante lo primeros meses de la pandemia tuvieron un repunte en sus ventas porque se trata de una industria esencial declarada por el gobierno federal, en los últimos meses del año las ventas bajaron.

Con una actitud positiva, detalló que, ante todo, la idea es no despedir sino poder contratar a personas que requieran de un empleo, pero reconoció que este primer semestre del año requerirá de un mayor esfuerzo.

El Programa Impulso Nafin-Hidalgo es un mecanismo de créditos bancarios a pagar hasta en 5 años, pero con el aval del gobierno estatal. El interés es fijo.