Protestan habitantes por tala de árboles y magueyes en Pachuquilla

El pasado lunes, el ayuntamiento de Mineral de la Reforma realizó la tala de cerca de 40 árboles que se ubican en el jardín ubicado a un costado de la presidencia municipal.

Esto debido a que, según informó el municipio, también tenían la plaga del gusano barrenador que dañó al parque de los Hombres Ilustres en Pachuca.

Ante la inconformidad de habitantes de Pachuquilla en el espacio, únicamente quedó de pie un árbol que fue defendido mientras los trabajadores del municipio realizaban la poda de las especies.

El ciudadano Francisco Cárdenas del Villar, responsable de defender el único árbol que quedó de pie comentó que la intervención de los trabajadores del ayuntamiento fue muy rápido pues a las 9:00 les comentaron que estaban talando los árboles y al llegar 9:10 ya estaban terminando los trabajos.

“Estaban policías municipales que no permitían el paso, pude colarme y me recargué junto a ese árbol para evitar que lo talaran, después llegaron personas a apoyarme y dos horas después llegó el secretario nos dijo que con la remodelación iba a quedar muy bonito y que los árboles estaban enfermos”,

comentó en entrevista para La Jornada Hidalgo.
Arboles en Mineral de la Reforma/Foto: Cortesía

De acuerdo con la versión del área de comunicación social del ayuntamiento, estos árboles también estaban contagiados por la misma plaga que invadió al parque de los Hombres Ilustres en Pachuca.

Te recomendamos: Derribarán árboles plagados de Plaza Juárez

Además, aclaró que cuentan con el permiso de la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales del Estado para realizar los trabajos.

Además, aclaró que los magueyes serán replantados en otra zona y en este lugar estarán plantando nuevos árboles.

Ingresan recurso ante el INAH

Los ciudadanos que están inconformes con el proyecto ingresaron un documento ante el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) para que reconozca a las jardineras como parte de la Parroquia de la Preciosa Sangre de Cristo y no sean destruidas.

Lo anterior debido a que el proyecto también contempla su reconstrucción y para ello deberán derribarlas.

Francisco Cárdenas explicó que antes de la intervención en la zona, el padre de la parroquia les comunicó durante una celebración de los trabajos de remodelación, pero no tenían conocimiento de que serían talados los árboles ni del derribo de las jardineras.

“Subieron maquinaria pesada, al ver esto el padre de la iglesia también salió y dijo que el acuerdo con la iglesia era que no se metería maquinaria pesada porque podía dañar la estructura de la iglesia”,

comentó.

Por ahora esperan la respuesta del INAH para proteger la estructura de este espacio y confían en que el municipio no derribe el árbol que protegieron.

Mostrar más

Socorro Ávila

Reportera por amor, disfruto de aprender cosas nuevas diariamente, amante de los animales, la naturaleza, la escritura y la lectura.