Puntilla al Zar del Transporte

Agujeros Negros

Luego de 19 meses de haber perdido la concesión del sistema de transporte Tuzobús, la justicia federal le negó el amparo a la empresa Corredor Felipe Ángeles SAPI de C.V., que fue el último desesperado recurso del Zar del Transporte Joaquín Gutiérrez García por recuperar lo que por varios años fue un jugoso negocio personal a costa de una inversión pública a la sombra política del gobernador José Francisco Olvera Ruiz.

El 3 de junio de 2019, la Secretaría de Movilidad y Transporte (Semot) decidió cancelarle el contrato por incumplimiento en los compromisos estipulados por la anterior administración, que nunca se cumplieron y que generó la sospecha de tráfico de influencias y una red de prestanombres del ex mandatario para en el mediano o largo plazo apoderarse de este sistema a través de la empresa concesionaria.

Las serie de irregularidades como la reposición de un alto porcentaje de las concesiones del servicio público de pasajeros, al final de la administración de Olvera Ruiz, retiradas para el funcionamiento de Tuzobús, levantó sospechas pero fueron los socios de la empresa los que denunciaron irregularidades administrativas hasta que la autoridad intervino y logró primero con administración directa y ahora con una concesión provisional, mejorar el servicio.

Joaquín Gutiérrez, cuya gestión como presidente del concejo de administración de la empresa Corredor Felipe Ángeles sigue siendo cuestionada, no tiene un escenario fácil, aún tiene que entregar cuentas a todos los socios que vieron esfumar su inversión traducida en acciones, según el número de unidades retiradas del servicio, por lo pronto el juzgado tercero de distrito radicado en Hidalgo, sobreseyó el juicio de amparo 748 /2019.

Este golpe político asestado por el titular de Semot, José Luis Guevara Muñoz, trasciende porque estuvo sustentado en la legalidad y se suma a la transparencia con que se viene manejando el método para otorgar concesiones de transporte público de pasajeros, de las que solo se han autorizado una al Sistema DIF para el servicio a personas con discapacidad.

Con lo anterior y la aprobación de la ley en esta materia, se justifica la creación en este gobierno de la Semot, que en su primera etapa generó muchas dudas por como la operó su primer titular Rufino de León Tovar, que había desempeñado ese cargo en el gobierno de la Ciudad de México, pero solo benefició a unos cuántos y no cumplió con las expectativas. Por lo pronto fue un duro revés a uno de los personajes que más concesiones concentra en Hidalgo.