Quiénes son las mujeres de las calcomanías moradas

La ciudad de Pachuca amaneció con una protesta singular, aunque no menos enérgica, reclamando los feminicidios ocurridos en Hidalgo.

En letreros, se apreciaron pegadas llamativas calcomanías moradas con los nombres de algunas mujeres asesinadas o desaparecidas en la entidad.

Algunos nombres de las mujeres de las calcomanías moradas

Ellas son las mujeres que aparecen en las calcomanías moradas colocadas en distintos sitios de Pachuca.

Ana Sofía Ortega

Repasando algunos de los nombres, colocaron el de Ana Sofía Ortega, de 18 años de edad, ultimada el 30 de enero de 2017.

Revisando el caso, se encontró que Ana Sofía estuvo desaparecida 4 meses, y fue hallada sin vida enterrada en el patio del hombre que la asesinó, quien la sepultó de manera clandestina en una casa de la colonia El Calvario, en el municipio de El Arenal.

El secuestrador y asesino de Ana Sofía fue sentenciado a 110 años de cárcel, pero del coautor enfrentaba proceso en prisión preventiva.

Gabriela Dimas Ortiz

Gabriela Dimas Ortiz, fue otro de los nombres colocados en esta manifestación. La mujer de 46 años de edad, se encuentra desaparecida desde el pasado 21 de febrero, y se le vio por última vez en Tulancingo de Bravo.

Sonrisas Pérdidas emitió en la ficha de Gabriela que ella es de complexión delgada, tez morena clara, frente amplia, cara ovalada, nariz aguileña, boca grande, labios delgados y mentón redondo.

La mujer mide 1.65 metros, tiene los ojos cafés claro, cejas pobladas y el cabello negro, chino y largo. Gabriela Dimas fue vista por última vez cuando se dirigía a los Arcos de Tulancingo.

El día de su desaparición vestía blusa y pantalón de mezclilla azules y calzaba tenis verdes.

Mariana Zavala Escamilla

En las calcomanías aparece el caso de Mariana Zavala Escamilla, de 18 años, quien fue reportada como desaparecida el 2 de agosto del año pasado en el municipio Tlahuelilpan.

Tras varios días sin saber de ella, su cuerpo sin vida fue localizado en un camino a Tunititlán, en el municipio de Chilcuautla. El caso de Mariana tuvo una enorme resonancia en la entidad, pues sus padres se movilizaron en su búsqueda.

Hasta el momento, la Policía de Investigación tiene a una persona detenida, un joven menor de edad, quien aparentemente era novio de la joven y quien es señalado como probable responsable del feminicidio de Mariana.

Sólo se sabe que el joven habría acompañado a Mariana a la ciudad de Tula, y no se supo más de ella hasta su hallazgo, mes y medio después.

Leticia Cortés Hernández

Leticia Cortés Hernández, desaparecida el 17 de noviembre de 2017, lleva tres años sin saberse de su paradero y desde entonces su familia la busca.

La joven, en ese entonces de 22 años de edad, fue vista por última vez en Zempoala.

Leticia Cortés mide 1.60 metros de estatura. Tiene ojos grandes color café, cabello lacio, largo, teñido de color rojo caoba. Como seña particular tenía una cicatriz redonda en el pecho.

Valeria Carbajal Moreno

El nombre de Valeria Carbajal Moreno fue colocado, en recuerdo de la joven que desapareció el día 10 de febrero de 2011 y fue encontrada sin vida al día siguiente en la localidad de Tepatepec, municipio de Francisco I. Madero.

La joven fue asesinada a golpes y la encontraron amarrada de pies y manos con una bolsa en la cabeza. De este caso se desconoce si el caso fue resuelto o no, y si se localizó a su pequeña hija que la acompañaba, pues sólo fue hallado el cuerpo de la joven.

Nancy Yarely Villegas

Nancy Yarely Villegas, de 23 años de edad en 2011, fue encontrada en la localidad de Santa María Amajac, en el municipio de Atotonilco El Grande, el 30 de diciembre de 2010, después de haber sido agredida física y sexualmente. La joven perdió la vida en el hospital tres días después, el 2 de enero de 2011.

Tampoco se conoce si la investigación dio con los responsables.

Ana Itzel Escamilla Téllez

Ana Itzel Escamilla Téllez, de 14 años de edad, fue desaparecida en la comunidad de San Miguel Tornacuxtla, el 19 de mayo de 2014. Quince días después, su cuerpo sin vida apareció en una obra en construcción, cerca de la localidad de Tilcuautla.

En ese caso, mediante presiones a familiares y tortura, se fabricó la culpabilidad del padre de la menor. La familia del hombre y la víctima denunció irregularidades en la investigación.

Sin embargo, aunque pasaron algunas penurias, ante los errores y anomalías del caso denunciadas en medios de comunicación, y por fallas en el debido proceso, el padre de la menor fue exonerado y liberado.

Los responsables no han sido localizados y sólo se supo que previamente al crimen, el padre de la menor había recibido amenazas por parte de personas con las que había tenido diferencias. La investigación no continuó.

Mujeres víctimas de feminicidio no identificadas

También aparecieron en las calcomanías colocadas en calles de Pachuca, el caso de dos mujeres que fueron asesinadas y abandonadas en Atotonilco El Grande, sin saber de su identidad. Se desconoce si fueron identificadas o si se dio con los responsables del doble crimen.

Estos cinco últimos casos coincidentemente aparecen en un documento denominado El feminicidio en Hidalgo, una revisión desde la agenda de medios, autoría de dos docentes y activistas del movimiento feminista de la UAEH.

Edgar Chávez

Periodista nacido en Pachuca. Egresado UNAM FES Aragón