Rastrea Auditoría 36 mdp de arcas de Pisaflores

Detecta Auditoría Superior del Estado de Hidalgo una posible distracción de recursos

La Auditoría Superior del Estado de Hidalgo (ASEH) observó que en el ayuntamiento de Pisaflores, durante la administración de Zoyla Nochebuena Rivera, existe una posible distracción de recursos por más de 36 millones de pesos.

Los reportes revelan que se realizaron varios traspasos, al parecer a otras fuentes de financiamientos con dinero de un programa en específico.

En el Informe de la Tercera Entrega de Fiscalización a la Cuenta Pública de 2019, la ASEH observó al municipio 36 millones 757 mil 831.46 pesos, de un total de 14 señalamientos.

De lo anterior, el expediente detalla que en el ejercicio fiscal de hace dos años se observó que el municipio realizó traspasos a otras fuentes de financiamiento con recursos del Fondo de Aportaciones para la Infraestructura Social Municipal (FISMDF) 2019 por un monto de 49 millones 313 mil 327 pesos.

De ellos, reintegró a la cuenta bancaria del FISMDF un importe de 13 millones 95 mil pesos, quedando pendientes 36 millones 218 mil 327 pesos, mismos que debieron generar rendimientos por 67 mil 358.49 pesos.

El auditor Armando Roldan Pimentel dijo que “esto coloquialmente lo conocemos como distracción de recursos”.

El documento también detalla que el municipio incrementó en un 16.47 por ciento su presupuesto de egresos para la partida de servicios personales, pues pasó de 28 millones 984 mil 413.08 pesos a 33 millones 757 mil 759.48 pesos.

El documento también detalla que el municipio incrementó en un 16.47 por ciento su presupuesto de egresos para la partida de servicios personales, pues pasó de 28 millones 984 mil 413.08 pesos a 33 millones 757 mil 759.48 pesos.

En obra pública, el ayuntamiento no entregó la Fianza de Vicios Ocultos ni el acta de entrega-recepción para la obra denominada “Construcción de Red de Drenaje Sanitario Primera Etapa”, en la localidad de Rancho Nuevo.

Pisaflores sin normas que regulen a sus servidores públicos

Finalmente, refiere que Pisaflores no cuenta con un código de ética o código de conducta, el cual sirva como marco normativo para regular el comportamiento y el actuar de los servidores públicos.

Tampoco tiene con un organigrama o estructura orgánica definida, autorizada, actualizada o formalizada, y en su caso no corresponden las áreas o unidades que la conforman, niveles o jerarquías conforme a lo que establece su reglamento interior.

Socorro Ávila

Reportera por amor, disfruto de aprender cosas nuevas diariamente, amante de los animales, la naturaleza, la escritura y la lectura.