Reciben con optimismo inicio de vacunación en Villa de Tezontepec

Desde temprano, en Villa de Tezontepec comenzó ayer la vacunación contra Covid-19 en Hidalgo, con el beneplácito de los pobladores de este municipio, quienes tuvieron que esperar hasta hora y media para ser inmunizados.

Afuera del centro de salud Doctor Raúl Valencia Meneses había gran revuelo y un discreto operativo policíaco, con agentes que no utilizaban bien su cubrebocas, pero que facilitaban la movilidad en la zona.

En la reja, en una fila mal organizada, decenas de adultos mayores se encontraban a la intemperie, a pleno rayo del sol, esperando hasta hora y media para recibir la ansiada primera dosis contra el Covid-19.

Una de las señoras se quejaba de que ni siquiera les habían puesto lonas o algo para taparse del inclemente sol de mediodía, pues llevaban formados desde las 11 de la mañana y ya eran cuarto para la una y la fila se había atorado.

En la entrada, dos mujeres controlaban el acceso y repartían indicaciones y gel para dar paso al estacionamiento del centro de salud.

Una vez adentro,  el proceso era más ágil, en tres carpas los servidores de la nación acomodaban a los adultos mayores en sillas con cierta separación, todos con cubrebocas, con más orden de lo que había afuera de la reja.

Allí dictaban instrucciones a los asistentes, quienes debían llenar un formulario con sus datos y exhibir su credencial de elector o bien su CURP para acreditar que son mayores de 60 años.

“No vamos a ser eternos, pero sí tener un poco más de chance de tiempo”.

Entre quienes esperaban, un hombre de sombrero blanco compartió que había visto bien la logística de entrada y veía con mucha aprobación que ya estuviera la vacuna en su municipio, “digo, no vamos a ser eternos, pero sí tener un poco más de chance de tiempo”.

En una mesita, las servidoras de la nación consultaban la relación de los que recién llegaban, les asignaban un número y los iban llamando de manera paulatina, para que en el acceso a la clínica, el personal de la secretaría de salud estatal les aplicara medidas sanitarias. Después los ingresaban para, ahora sí, tomar su turno y lograr que les aplicaran la vacuna en el brazo izquierdo.

Después de la vacuna, a observación 

Una vez vacunados, proceso que no duraba más de dos minutos, un hombre con una filipina guinda conducía a hombres y mujeres de la tercera edad al exterior y de ahí a un salón, donde estaban dispuestas las sillas con sana distancia, para realizar una espera de observación por 30 minutos. 

En ese paso, una doctora les daba instrucciones de posibles reacciones, respondía dudas y vigilaba el estado de salud de las personas ya vacunadas.

A algunos les tomaban signos y la presión y una vez transcurrido el tiempo de media hora, se les daba la indicación de volver a casa, de no tocarse el área de la vacuna, pero estar pendientes de reacciones como fiebre o dolor de cabeza para regresar al centro de salud a recibir atención ante cualquier reacción adversa.

Expresan beneplácito por inicio de vacunación en Villa de Tezontepec 

En general, y a pesar de la espera, había una enorme aprobación de que ya iniciase la vacunación y alegría porque justamente Villa de Tezontepec fue de los tres primeros municipios de Hidalgo y de los primeros del país donde sus adultos mayores eran inmunizados con la primera dosis.

Algunos referían que sí se habían registrado y recibieron la llamada, pero fueron más quienes se enteraron a través de las noticias de internet y las redes sociales, o bien porque les llegó el mensaje vía WhatsApp de familiares avisándoles que corrieran a vacunarse.

Y es que en la fila había el reconocimiento de que la pandemia sí le pegó duro al municipio, pues recibe turistas de la Ciudad y Estado de México, y prueba de ello es que la alcaldesa de Villa de Tezontepec en este momento lucha por su vida en el Hospital Inflable de Pachuca.

Ni vacunados deben confiarse 

La médica que vigilaba a los adultos mayores que ya se habían vacunado advirtió que el haberse inoculado no implicaba relajar las medidas sanitarias, pues aunque el biológico es una medida de protección, es necesario seguir el lavado de manos, la sana distancia, el uso de cubrebocas y la aplicación de gel antibacterial o sanitizante.

Así comenzó el operativo de vacunación más grande en la historia, no sólo de Hidalgo y de México, sino de toda la humanidad en sus más de 5 mil años de historia.

Edgar Chávez

Periodista nacido en Pachuca. Egresado UNAM FES Aragón