Representaciones de la imagen de San Sebastián en las artes visuales

Investigación enfocada a los estereotipos y roles asignados a los hombres

Por medio de un estudio, Antonio Abud Armendáriz explica el concepto de martirio religioso y el sufrimiento de los homosexuales, a través de la resignificación de la imagen de San Sebastián en las artes visuales.

Con el artículo de investigación Martirio homosexual: paralelismos en la visualización de San Sebastián, el autor efectúa un análisis de obras fotográficas, pictóricas y audiovisuales.

En el breve recorrido histórico se observa la percepción de la homosexualidad a través de la apropiación de los elementos iconográficos del mártir por artistas modernos, así como la forma en que se identificaron simbólicamente.

Sugerimos: EL GRAN DIVERTIMENTO

El artículo científico «Martirio homosexual: paralelismo en la visualización de San Sebastián», surge de Mártires, proyecto fotográfico/ Foto: Especial

La investigación se originó a partir del proyecto fotográfico Mártires, el cual construye una analogía entre la homosexualidad y el sufrimiento de los santos o mártires.

A raíz de los estereotipos

De acuerdo con el alumno del Instituto de Artes, de la UAEH, el enfoque de la obra se centra en los estereotipos de ciertas imágenes del martirologio que aluden o son adoptadas por la comunidad homosexual en el arte.

Antonio Abud Armendáriz tomó como eje temático lo presentado en la exposición artística e inició los trabajos de investigación con enfoque en la figura de San Sebastián, un soldado romano y creyente del cristianismo que fue sentenciado a morir asaetado debido a su credo.

También lee: Arte prehispánico de México, en otra subasta de París

Proyecto: «Santos y Mártires homosexuales». /Foto: Especial

Las primeras representaciones artísticas fueron de un hombre maduro con aureola o de avanzada edad, vestido con túnica y en su mano derecha portaba una corona.

El Renacimiento, la clave

Fue durante el Renacimiento que los artistas, en busca de la reconciliación entre la religión y la filosofía griega, comenzaron a representar a San Sebastián como un hombre joven y bello, pero con una carga de erotización –canon estético típico de la época que se asociaba a lo divino, así como a lo sexual-, pero sin caer en el pecado de la lujuria, apunta el artículo del autor.

Una de las posibles asociaciones de San Sebastián de Milán se debe a la violencia física y simbólica que representaba su historia plasmada en los martirologios; un hombre que tras un camino de dolor triunfó ante los opresores de su fe, se convirtió en analogía a la persecución, violencia, castigo y sufrimiento que vive la comunidad.

El artículo fue publicado en el número 17 de Magotzi, boletín científico que busca la difusión de trabajos innovadores que contribuyen al desarrollo y transmisión del conocimiento de las artes, generado en el Instituto de la UAEH y que se encuentra indexado a la Red Iberoamericana de Innovación y Conocimiento Científico.