Román Hernández Genis

Agujeros Negros

En los años 80s, un ingeniero originario de Tlatelolco militante del Partido Revolucionario de los Trabajadores (PRT) llegó al complejo industrial de Ciudad Sahagún. Su objetivo era el activismo de ese instituto político creado en 1976 con diferentes corrientes troskistas, que en 1982 postularon candidata presidencial a Rosario Ibarra de Piedra.

Su paso en Sahagún fue significativo por denunciar al dirigente del Sindicato Nacional Independiente de la Industria Automotriz, Artemio Vázquez Peña, de beneficiarse a nombre de los obreros de Dina. Luego radica en Pachuca dedicado a la docencia y a dirigir al PRT.

Sugerimos: Los sepultureros de Morena y la 4T en San Luis Potosí

Congruente, honesto, Román Hernández Genis, su vida ha sido la academia y la lucha social, con pasajes que le dieron el respeto de personajes como Gerardo Sosa Castelán, a quien criticó en la Universidad Autónoma del Estado de Hidalgo (UAEH), quien en 1998 lo invitó a sumarse a su campaña como precandidato a gobernador del Revolucionario Institucional (PRI).

Román Hernández de frente le dijo a Sosa Castelán que representaba todo contra lo que él luchaba, lo que probó años antes en la quema de estatutos de la UAEH; esto le mereció el respeto del jefe del Clan Universitario, tanto que logró su jubilación como académico universitario.

Su carrera docente en el área de matemáticas es reconocida; pero también la política: en 1984 el PRT y el Socialista Unificado de México (PSUM) postularon a presidente municipal de Pachuca a Alfredo Rivera Flores en contra del priista Ernesto Gil Elorduy, que en 1987 fue nombrado secretario de Gobierno por Adolfo Lugo Verduzco.

Recomendamos: Celebran Carnaval en San Bartolo Tutotepec, sin acatar medidas sanitarias

El PSUM ese año logró su primera diputación local, el acuerdo fue que la mitad del periodo lo cubriera Antonio Cortés Valente y la segunda Román Hernández Genis, pero Francisco Patiño con el apoyo de Gerardo Sosa, mantuvieron a Cortés Valente y, él estimó que pelear la posición dañaría a la izquierda hidalguense.

El PRT en 1991 perdió su registro y Román Hernández Genis se dedicó a la academia siempre solidario con luchas sociales; así el 13 de febrero, culminó otra etapa al jubilarse del Tecnológico de Pachuca, con pleno reconocimiento de esa histórica institución educativa tras 25 años en sus aulas, constancia de una vida de congruencia, honestidad y solidaridad.