Romero Deschamps se jubilará como trabajador de la Refinería Miguel Hidalgo

El Comité Ejecutivo General del Sindicato de Trabajadores Petroleros de la República Mexicana, informó la determinación de jubilación de Carlos Antonio Romero Deschamps, el líder petrolero cuyo centro de trabajo es la Refinería Miguel Hidalgo en Tula de Allende.

Luego de ser un controvertido líder sindical, el socio de la Sección del 35 del STPRM que comprende a Tula de Allende, Hidalgo, y Azcapotzalco, en la Ciudad de México, Romero Deschamps determinó su jubilación por lo que la plaza que ocupa en el centro de trabajo 800 estará disponible.

De acuerdo con la determinación de la directiva de PEMEX, según la cláusula 134 del Contrato Colectivo de Trabajo, Carlos Romero Deschamps por más de 26 años y cuyo centro de trabajo está en Hidalgo, adscrito al departamento 93000, con el Nivel 35, se retirará con su sueldo al 100 por ciento, así como todas las prestaciones de un trabajador en activo y más.

El trabajador en activo Romero Deschamps, previo a la determinación de jubilarse se encuentra de vacaciones hasta 2024 como una compensación por los periodos no disfrutados durante 27 años, según se dio a conocer un reportaje publicado recientemente.

Sigue leyendo: Romero Deschamps se retira «por voluntad» y deja de ser trabajador activo de Pemex

Los orígenes del líder petrolero

Carlos Romero Deschamps es originario de Tampico, Tamaulipas. Es contador privado de profesión y desde 1961 pertenece al Partido Revolucionario Institucional (PRI), pero fue en 1969 que ingresó como trabajador eventual en la sección 35 de Azcapotzalco, en donde realizó tareas de chofer y mensajero.

En su ascenso se colocó como secretario de la Sección 24 del STPRM (Salamanca) con el apoyo de Joaquín Hernández Galicia (La Quina) ex líder nacional de los petroleros; sin embargo, en 1989 se dio la detención del secretario general y se acusó a Romero Deschamps como el traidor.

Desde 1993 asumió el cargo como secretario general y en sus visitas a la refinería Miguel Hidalgo, principalmente el 18 de marzo, Día de la Expropiación Petrolera, vió pasar a varios presidentes de la República como a los gobernadores del estado de Hidalgo.