Opinión

Salud ¿Acierto o error?

Agujeros Negros

El jueves 28 de enero, la Secretaría de Salud de Hidalgo (SSH) emitió un comunicado firmado por el secretario Alejandro Efraín Benítez Herrera donde hace público el despido de la directora administrativa de la Subsecretaría de Prestación y Servicios porque un portal de información difundió un video tomado de la cuenta de redes sociales de la ex funcionaria y la califica de “CoviFiesta”.

Al revisar el video se puede concluir que no fue así, en él se observa un número no mayor de 15 personas en un espacio amplio que de primera impresión parece bodega y se aprecian tres mesas de banquete que tienen capacidad para 10 personas y la ex funcionaria se encontraba, por lo que se sabe, fuera de su horario de trabajo.

En las imágenes aparece junto a otra mujer; a ambas les festejaban su cumpleaños y si bien les dan pastelazo, en general no rompen recomendaciones de sana distancia y reuniones de no más de 20 personas; en el comunicado, el secretario Benítez Herrera aprecia lo contrario y tras una larga consideración, confirma el despido de la directora administrativa de la Subsecretaría de Prestaciones.

En redes sociales la decisión desató polémica y el secretario de Salud que asumió el cargo tras la renuncia el 15 de marzo de Marco Antonio Escamilla Acosta, seguida de ajustes ordenados por el gobernador Omar Fayad, que había mantenido una actitud prudente, con este despido despertó comentarios a favor y en contra de la dependencia.

Paralelamente trascendió que el director del hospital general, Mario Alberto Tenorio Pastrana, autorizó que vacunaran contra Covid-19 a la dirigente sindical Sonia Ocampo Chapa, cuando no se encuentra en la primera línea del combate a la pandemia, quitándole la posibilidad de inoculación a quienes atienden a los contagiados.

Y se vuelve a cuestionar que el subsecretario de Administración, Ignacio Valdez Benítez, haya ubicado en buenas plazas a sus hijos y yerno, por decir lo menos y que no se hubiera investigado a Jorge Ángeles, particular de Escamilla Acosta, que hoy goza de plaza bien pagada y su esposa de una de odontólogo cuando no lo es.

¿Qué decir de las cuentas no aclaradas en la dirección de Patrimonio y de las irregularidades en el hospital general del ex director Francisco Chong Barreiro? En suma, el secretario de Salud, al despedir a una funcionaria menor, solo se metió en problemas porque el cuestionamiento ahora es ¿Por qué no corta parejo?

Publicaciones relacionadas