Saneaban pozo en Huejutla; uno murió intoxicado

Luego de introducirse en un pozo de agua para hacer limpieza, Fidel Hernández Hernández, de 47 años de edad y vecino de Los Otates, Huejutla, perdió la vida por asfixia derivado de una intoxicación de acuerdo con las primeras indagatorias que realizaron las autoridades.

Fidel y su compañero, Juan Jesús Hernández Cruz, de 30 años de edad, se introdujeron en un pozo en la localidad de Calmecate para realizar labores de mantenimiento y limpieza, sin embargo, quedaron atrapados al inhalar gases tóxicos que había en el interior del depósito de agua.

A través de una llamada telefónica, vecinos del lugar dieron aviso a los cuerpos de auxilio y seguridad pública respecto a que dos hombres estaban en peligro sin poder salir de un depósito de agua.

Fidel, a la hora de ser llevado a la superficie, ya no presentaba signos vitales, mientras que Juan Jesús fue llevado de urgencia al Hospital Regional de la Huasteca, donde reportan su estado de salud como estable.

Al lugar arribó personal del heroico cuerpo de Bomberos de Huejutla que ayudaron al rescate de las personas que habían quedado atrapadas. En tanto, elementos de la Secretaría de Seguridad Pública de Huejutla acordonaron el área debido al deceso.

Peritos de la Procuraduría General de Justicia del Estado de Hidalgo (PGJEH) acudieron al lugar del trágico accidente.

El instructor de Bomberos, Carlos Francisco Hidalgo Contreras, recomendó a los pobladores tener cuidado y tener todas las medidas de seguridad al ingresar a estos espacios debido a que puede haber gases tóxicos en el interior.

Esta es la segunda tragedia que se registra al interior de depósitos de agua. El 11 de julio en Jaltocán cuatro personas murieron luego de introducirse en un cárcamo de distribución de agua.

Por: Juan Hernández