Opinión

Se desbarata el Clan Universitario

Agujeros Negros

La crisis que vive el grupo dominante en la Universidad Autónoma del Estado de Hidalgo (UAEH) desde 1982 tras el bloqueo de cuentas por 151 millones de dólares y la similar medida a cuentas de sus integrantes y entes dependientes que continuó con la detención de su jefe máximo Gerardo S. C. por defraudación fiscal, peculado y delincuencia organizada por 58 millones de pesos, se agudizó en los últimos días.

La férrea oposición al interior de Movimiento de Regeneración Nacional (Morena) lo que provocó la derrota en serie del paquete de candidaturas que ahora se conoce fue influida por el delegado de los Programas para el Desarrollo o Bienestar Abraham Mendoza Zenteno, agravó tanto la condición del Clan Universitario que en los últimos días diputados locales, la única presidenta electa que lograron y otros personajes empezaron a saltar del barco.

No son pocos los que se decían leales hasta la muerte a Gerardo S. C. que hacen antesala con el presidente nacional de Morena Mario Delgado Carrillo, para deslindarse del originario de Acaxochitlán, apenas se enteraron que el dirigente nacional morenista no tiene acuerdo alguno con el Clan Universitario, como integrantes del círculo de Damián Sosa Castelán lo filtraron y aseguraban que intervendría para la liberación de su jefe.

A Delgado Carrillo, se le atribuyó negociar el paquete de candidaturas a los universitarios pero su discreto deslinde provocó que las aguas universitarias se agitaran aún más y provocó que varios saltaran del barco, lo que obligó a retrasar los ajustes anunciados de relevar de la rectoría a Adolfo Pontigo Loyola por la diputada federal María Marivel Solís Barrera.

Entre los que dejan al clan está Roxana Montealegre Salvador, Alejandro Olvera Mota y la presidenta municipal electa de Tepeapulco Marisol Ortega López; otros ya negociaron pero su posición aún trasciende, lo que abre un hueco en ese grupo de permanencia, que a partir de 2006 en que Gerardo S. C. no logró la candidatura a senador por el Revolucionario Institucional (PRI) transitó por otros cuatro institutos políticos hasta llegar a Morena.

En ese panorama ahora la preocupación central del Clan Universitario es mantener el control de la UAEH, el que también están en riesgo de perder, porque a pesar de dominar el Consejo Universitario a través de los sindicatos y la organización estudiantil las voces disidentes empiezan a aumentar y todo parece que será cuestión de tiempo, aunque no será fácil que un movimiento interno les arrebate el poder.

Publicaciones relacionadas