Semáforo rojo no detiene a compradores en plazas comerciales

A pesar del regreso al semáforo rojo sanitario, plazas comerciales de la ciudad se encuentran con alta afluencia de compradores en la zona metropolitana de Pachuca.

En este sábado de quincena, las compras alimentarias, de papelería, accesorios para cocina y mecánicos, estéticas y estéticas para perros, además de los trámites bancarios, no se detienen.

Te recomendamos: Restauranteros mantendrán la cordura pese al semáforo rojo

En un recorrido realizado por La Jornada Hidalgo a través de espacios públicos se observó que mientras que los restaurantes sólo ofrecen alimentos para llevar y los supermercados mantienen cerrados los anaqueles de ropa y otros elementos de cocina, una estética canina ofrece servicios como baño y corte para mascotas.

En tanto sobre avenida Colosio las tiendas dedicadas a proveer insumos para restaurantes se mantienen abiertas, por estar en el rubro de suministros; mientras que otras de venta de alcohol, entregan sus productos embolsados para evitar sanciones.

Ante el anunciado regreso a semáforo sanitario rojo, el espaciamiento del servicio de transporte metropolitano genera aglomeraciones, principalmente en el corredor Felipe Ángeles, que en las horas pico como antes de las 9 de la mañana y después de las 7 de la noche, no deja espacio para la sana distancia.

El Centro Histórico de la ciudad de Pachuca se encuentra con muy poca afluencia, al compararlo con plazas comerciales como Universidad y Gran Patio, pues la mayoría de los establecimientos de la calle de Guerrero se encuentra con las cortinas cerradas.

Foto: Miriam Avilés.

Mientras que en avenida Revolución, las tradicionales cafeterías informan se mantienen con las sillas sobre las mesas para evitar que comensales tomen asiento.

Colonias populares sólo respetan el horario de cierre a las 18 horas

En las colonias populares, aunque también se hicieron llegar las circulares con las medidas sanitarias, el comercio no esencial no ha bajado las cortinas, pero sí redujo su horario de cierre a las 18 horas.

Taquerías en tanto siguen abiertas por la noche, así como panaderías, venta de elotes, chalupas y otros antojitos.  Con una cita impiden la cercanía con los preparadores de alimentos, pero afuera los comensales esperan sus turnos, con frecuencia en parejas o hasta tres personas.