Tulancingo

Serenatas virtuales, nuevo regalo de San Valentín en tiempos de Covid

Luis Reyes, un joven cantante de Tulancingo trata de adaptarse al confinamiento y monetizar su voz con serenatas virtuales personalizadas, este 14 de febrero.

Luis cuenta que se dedicaba a la mecánica y trabajos de remodelación de interiores, sin embargo la música le ha permitido además de llevar alegría y unión a las personas, ganar un ingreso para sortear los efectos de la pandemia.

“Los invito a quedarse en casa y decirles que si le quieren mandar una canción bonita a ese familiar enfermo, la pareja que se encuentra lejos, aquí estoy para dar ese servicio”, expresó el artista que hace unos días formalizó su propuesta Luis Reyes Serenata, en las redes sociales.

Dos canciones por 100 pesos

“Dos canciones por cien pesos, ofrezco un saludo dependiendo de la persona, por ejemplo del hijo que más la quiere, y canto la canción. Me han solicitado la serenata virtual para pedir perdón”.

Luis Reyes, joven cantante de Tulancingo

El cliente debe depositar por este servicio en una cuenta bancaria. “Ahorita estoy sobreviviendo más de esto porque es un éxito y apenas lo estamos dando a conocer”, agrega el joven cantante de 34 años.

El joven cantante narra que la serenata virtual ha dado resultados, incluso ha interpretado en línea para personas de Canadá y Estados Unidos. “Unos sí me han colgado, pero la mayoría me escuchan, hay que seguir luchando”, menciona.

Asegura que en las serenatas virtuales el sentimiento es el mismo que en una serenata presencial.

“A veces me han pedido que cante por video llamada, tengo un pequeño espacio en casa y ahí salgo con la guitarra, he causado que salgan las lágrimas”.

Confía Luis Reyes

“Al final lo que importa es que la canción y el mensaje se transmita con mucho sentimiento, hasta ahorita todo ha salido bien”, expresó en entrevista Luis Reyes quien guarda una actitud muy positiva.

Hay paquete con arreglo floral

Además de la serena virtual, el cantante también puede armar un paquete con un arreglo floral y llevarlo a la puerta de la casa del ser querido. “Son mujeres las que piden más serenatas, ellas ahora también mandan las flores. Piden canciones nuevas, banda, baladas”, narra.

Luis agradece que la herencia musical lo haya llevado a sobrevivir en la pandemia.

“Es algo que traigo en la sangre porque mi papá Sixto Reyes Ríos fue un gran músico en Tulancingo, estuvo en mariachi, trío, también en grupo norteño. Él nos sacó adelante con la música”.

El anhelo de Luis es traer el estilo sierreño a Tulancingo, y consolidar un grupo musical. Mientras tanto el joven cantante recomienda a otros músicos ofrecer sus servicios por las redes sociales, “les puede llegar a funcionar”, aconseja.

Publicaciones relacionadas