Una condición cardiaca degenerativa causó muerte del tigre Luno

La secretaria de Medio Ambiente y Desarrollo Sustentable del municipio de Pachuca, Beatriz Adriana Cruz Gómez aclaró varios puntos, en relación a algunos señalamientos vertidos por una defensora de animales, que volcó algunas acusaciones a través de redes sociales.

Recordó que al Tigre Luno lo recibieron el 5 de noviembre de 2015 en la Unidad de Rescate, Rehabilitación y Reubicación de Fauna Silvestre, “es importante que determinemos que como fue de un decomiso por parte de la delegación de la Profepa Guerrero, en este caso no tenemos antecedentes sobre cuántos años tenía o no tenía el animal cuando llegó”.

Se considera que cuando fue decomisado Luno, tenía alrededor de 3 años, “sin embargo, es difícil cuando nosotros no tenemos un expediente clínico o médico que realmente nos permita identificar la edad del animal”.

La funcionaria dijo que se considera que al día de su fallecimiento, Luno contaba con 9 años de edad aproximadamente, y aunque no es un animal geronto, es un animal adulto en proximidad a su gerontes. En este caso, señaló que un tigre se considera geronte de 10 a 13 años más o menos.

Puedes leer: Activista pide aclarar muerte de tigre en Bioparque

Consultada sobre por qué este animal aún no había sido trasladado a un santuario, aclaró que en este caso, ellos son una unidad de rescate, rehabilitación y reubicación, “sin embargo, nosotros los ejemplares que actualmente tenemos a nuestro cargo, que contando a Luno eran cinco y actualmente son cuatro, ninguno de ellos se encuentra debidamente requisitado con el depósito final emitido por las autoridades (de Profepa) al municipio”.

“Siendo así, no tenemos la facultad aún de poder reubicarlos en un santuario o en algún otro sitio, hasta en tanto no se resuelvan las carpetas de investigación, o en su defecto, se pronuncie la resolución administrativa con relación al procedimiento administrativo ante Profepa. Nosotros no podemos hacer ningún movimiento de ellos”, indicó.

Cruz Gómez explicó que para poder trasladarlos, el trámite con Profepa Guerrero -que es de donde son procedentes el número mayor de animales que se encuentran en depósito en el Bioparque de Pachuca-, lo que se necesita es que ellos concluyan sus procedimientos administrativos, que lleven a cabo la resolución correspondiente de los mismos, para que la Profepa Guerrero le pueda dejar a la Unidad de Rescate de Pachuca el manejo final como depositarios finales, a fin de que desde el Bioparque se pueda hacer su manejo adecuado en cuanto a la reubicación.

Atendiendo exactamente a lo que le sucedió a Luno, se le preguntó cuáles fueron los motivos por los que falleció este tigre, a lo que Cruz Gómez respondió que de conformidad con el resultado de la necropsia, Luno presentaba una hipertrofia concéntrica ventricular izquierda, que suele ser un padecimiento que llegan a tener sobre todos los animales cuando se encuentran en cautiverio y que también es derivado al manejo que se había tenido en años anteriores, pues probablemente había sido un manejo con una dieta que no era específica para el tigre y que no le cumplía con los nutrientes necesarios para el desarrollo de este ejemplar.

“Más coloquialmente, Luno padecía una condición cardíaca degenerativa, lo cual no se puede determinar con exactitud, ya que Luno pudo haber tenido este padecimiento desde su nacimiento o puede deberse también a una mala dieta que haya tenido”, externó.

“Puede ser por muchas cuestiones, pero desgraciadamente al ser animales que llegan en depósito de un decomiso, de un manejo que no conocemos, que no sabemos cómo los tenían, pues obviamente existe esa laguna y no podemos hacer muchas determinaciones, no conocemos la vida del animal desde su nacimiento”, especificó.

Compartió que hay otros 4 animales que están a la espera de ser reubicados, dos leones, un jaguar y un tigre, siendo este ejemplar el último que recepcionaron y es el más joven, pues se considera que tiene aproximadamente unos 10 meses y son animales que llegan a través de la fiscalía o por un decomiso de la Profepa, pero no se logra obtener un expediente completo como tal de los mismos.

“¿Qué va a suceder con ellos?, tendremos qué esperar que tanto la Profepa como la Fiscalía se pronuncien al respecto, con sus resoluciones correspondientes para que entonces nosotros podamos quedarnos como depositarios finales, y entonces poderles brindar a los animales ya una reubicación adecuada”, manifestó.

La funcionaria aseguró que uno de los compromisos principales que tienen el alcalde de Pachuca Sergio Baños durante su administración, es velar precisamente por el bienestar animal y por una educación en materia ambiental, que permita identificar y ser conscientes de la coexistencia que debemos tener el hombre con los animales, y en este caso con la vida silvestre, pues México es uno de los países que tiene una mayor diversidad.

Puedes leer: Canícula afectará con disminución de lluvias a Hidalgo

“Siendo así, estamos conscientes de que una vez que nosotros tengamos está depositaría final de estos animales, realizaremos las acciones y las gestiones correspondientes para poderlos enviar al santuario en Estados Unidos, en Denver”, afirmó.

Al consultarle si el procedimiento con el tigre fue el adecuado, Cruz Gómez refirió que se trata de una condición que ya manejaba Luno, “aquí es muy importante que los lectores sepan que todo manejo que se ha llevado de los animales, y en este caso los dos manejos que se llevaron con Luno, fueron verificados por un inspector de la Profepa delegación Hidalgo, y que el inspector estuvo desde el primer minuto, hasta el minuto en que se declaró a Luno como fallecido, así como en la intervención de la necropsia”.

Señaló que al ser la Profepa la autoridad correspondiente, tiene la facultad de que en cualquier momento que el inspector haya visto, considerado o determinado que hubiese existido algún tipo de deficiencia, la Profepa es la autoridad facultada para haberlo denunciado en su momento.

“Nosotros tenemos nuestro expediente integral, completo, se ha hecho ya la comunicación con Profepa Guerrero que es la instancia que tiene la procedencia de este ejemplar. Se tiene todo el expediente completo, el acta circunstanciada de la Profepa y el acta circunstanciada indica que nuestro procedimiento y protocolo fue cumplido en tiempo y forma, todo el personal veterinario que estuvo a cargo del mismo actúo de conformidad con los procedimientos y también con nuestros planes de manejo, los cuales también se encuentran debidamente autorizados ante la Profepa”, concluyó.

Edgar Chávez

Periodista nacido en Pachuca. Egresado UNAM FES Aragón

Deja un comentario