Tula, no está cerrado

Agujeros Negros



Las inundaciones en 9 municipios por el desbordamiento del río Tula, que para el gobierno federal terminó con la entrega de 10 mil pesos a los damnificados, ni siquiera a todos, no terminó porque persiste la idea de que la tragedia que costó 16 vidas y miles de patrimonios, por lo que utilizarán la vía legal en contra de la Comisión Nacional del Agua (Conagua).

Para ello sostendrán una reunión para definir los pasos a seguir para que Conagua responda legalmente a la tragedia de hace cuatro meses; argumentos hay suficientes, por lo menos para intentar que el gobierno federal no eluda su responsabilidad que mucho le pueden costar en esta región electoralmente en junio a Movimiento de Regeneración Nacional (Morena).

También lee: PRI, la contradicción

En 2016, nueve meses después de iniciada la obra de revestimiento y redirección del cauce del río Tula, Conagua la suspendió, por la oposición de grupos ambientalistas a la tala de Ahuehuetes y Sabinos que ocasionaría daños ambientales, que no aceptaron el ofrecimiento de plantar 10 árboles por cada uno de los talados.

La inversión de mil 400 millones de pesos, para evitar inundaciones por un posible desborde del río Tula que capta además de las descargas naturales, las aguas residuales de la Ciudad de México y Zona Metropolitana, se pospuso, aunque Conagua aseguró que no está cancelada.

Checa: Asociación entrega juguetes a niños de familias damnificadas de Tula

En marzo de 2019, se volvió a abordar el tema porque el funcionamiento el Túnel Emisor Oriente (TEO) que incrementó las descargas sobre el río Tula que deposita en las presas Requena y Endhó para la irrigación de los sistemas de riego 100 y 03 que conforman más cien mil hectáreas, incrementándose el riesgo de desbordamientos.

A principios de 2021 se mencionó se reanudarían, pero el ayuntamiento nunca fue notificado por la Conagua, a quien los grupos ambientalistas exigían que fuera amable con la naturaleza. Las fuertes precipitaciones en la Ciudad de México, desbordaron el río, damnificando a 36 mil personas y la muerte de 16, ahora la Conagua de prosperar la demanda deberá dar a conocer si de realizar la obra de 19.2 kilómetros del cauce, se hubiera evitado la tragedia.